sábado, 21 de enero de 2017

Ojalá ....

Y entonces recuerdo cómo llegaste,
con las sombras de la tarde
que anunciaban en el horizonte las últimas luces de un día ya gastado.

Y casi sin saberlo, viniste para traerme un nuevo día,
un amanecer con la luz de tus ojos,
desayunar, desnudos ambos, 
besos con lengua y ternura,
mirándonos con ganas para alimentar mis dedos con tus curvas y tus marcas 
y tu, palabras justas para las cartas de amor más deseadas.

Me devolviste al optimismo, 
a la felicidad de soñar futuros juntos al pleno sol, 
que rizaba nuestra calentura,
al elixir milagroso,
que recuperaba la frescura del niño
de las ruinas del "holdie" enamorado.

¡Ojalá amor terminen mis días, 
y los tuyos, 
como hermosos son los amaneceres!
(Daniel Sánchez Martínez)

..es lo que le falta a todo lo demás..
FOTO:Palacio de Aranjuez