lunes, 26 de septiembre de 2016

rompiendo la rutina

Esta noche,
para romper la rutina
de seguirte los ojos,
me he fijado en tus manos.
Me las he imaginado
sujetando un volante
que te lleve a ese viaje
que siempre has querido hacer;
escribiendo palabras sueltas,frases recién salidas de tu cabeza
o, directamente, desde el pecho.


Me las he imaginado
entrelazando las mías
para salir a perdernos,
una noche,
por las calles de Madrid
y, quizás,
trazando un mapa en mi piel
donde invertir un pedazo
de ese tiempo
que tanto nos gastamos en miradas.
Esta noche,
tan atípica,
para seguir rompiéndome la rutina
quiero dormirme
sin soñarte.
(María Guiveranu)                                                 ...es lo que le falta a todo lo demás...