miércoles, 4 de mayo de 2011

ey ¿ toro ?

“ Hallánse toros muy diferentes en España; asi como en la generosidad del ánimo, color , talla y porción del cuerpo. Los más feroces y bravos son los que se crian en las riberas del Jarama y del Tajo, llamándoles “jarameños” a los muy bravos…….Son los toros -del Jarama o de las riberas del Tajo- por la mayor parte negros o de color fusco o bermejo; tienen los cuernos cortos y delgados, acomodados para crueles heridas y para levantar cualquier cosa del suelo; la frente remolinada; la cola, larga, hasta tocar en la tierra; el cuello corto; el cerviguillo, ancho y levantado; los lomos, fuertes; los pies, ligeros, tanto que alcanzan a la carrera a un ligero caballo... ( Jerónimo de la Huerta)
¡¡ Ea, canalla -respondió D. Quijote- para mí no hay toros que valgan, aunque sean de los más bravos que cria Jaráma en sus riberas !! ( del Quijote de Miguel de Cervantes).
La Real Vacada de Aranjuez estuvo " activa" hasta 1776. De las riberas del Tajo y Jarama a su paso por este Real Sitio, se criaban los más afamados y solicitados en las plazas de toros de la época. Ahora, sólo el recuerdo. El caminante se acobija a la sombra de los árboles de la calle del Rey dirección a Entrepuentes, entre esos centenarios que guardan en su memoria las correrías de los bravos astados por los prados cercanos, y ellos se lo muestran .... 
" ... y  los ojos como brasas,
arrugados frente y cuello
la frente vellosa y ancha
poco distantes los cuernos
corta pierna y flaca anca
espacioso el fuerte cuello,
a quien se junta la barba;
la cola revuelta y larga,
duro el lomo, el pecho crespo,
la piel sembrada de manchas
harpado llaman al toro
los vaqueros del Jaráma
conocido entre los otros
por la fiereza y la casta"


¿ O sólo es una ilusión ?


ULTREIA ET SUSEIA


imagen: Toro Jarameño. Óleo sobre papel. Pablo Moreno Alcolado

5 comentarios:

Desvanecerse dijo...

Aunque las dudas crucen entre caminos, pasan como los vientos que empujan las hojas.

Persigo tus huellas.

Saludos

Desvanecerse dijo...

Siempre descontento con mi ritmo sigo peregrino de tus huellas, y agradecido porque tus caminos nos hacen saltar fronteras.

Un saludo

cecibustos dijo...

Distinguido y desconocido amigo, caminante en las rutas del tiempo y del espacio, se nota tu ausencia en los jardines del comentario, la crónica, la noticia, el pretexto para indicar sugerir o simplemente contemplar. Suelo asomarme todas las mañanas a tu blog con la esperanza de ver una nueva entrada. Hoy he vuelto a recorrer las innumerables páginas conocidas y he vuelto a enfrentarme a ese toro ‘jarameño’ que nos mira.
Espero que las razones de tu ausencia no se sustenten en problemas y que se deban exclusivamente a inapetencia, cansancio o, simplemente, que tienes otras cosas que hacer que ocupan tu interés y tu tiempo. Yo, por si acaso seguiré asomándome, como hasta ahora, a esa ventana por la que emerge la luz de tu palabra.
Sigo esperando la oportunidad de saludarte.
Un abrazo,
Cecilio

cecibustos dijo...

Caminante:
¿A dónde te escondiste amigo? Hace unas fechas puse un comentario en la última entrada de tu blog y no lo veo. Tal vez no lo miras desde hace meses y no atiendes a tus seguidores. Aunque los tiempos sean difíciles, un rato para contarnos algo y revelarnos algún misterio de esos que guardas debes tener.
¡Te esperamos caminante!
Un saludo,
Cecilio

cecibustos dijo...

Caminante:
Hola, Caminante ¿Dónde andas amigo? Acabo de publicar una entrada sobre la calle del Rey y me hubiera gustado ver un comentario tuyo. Pienso que sigues ahí y por eso, de nuevo, te pongo una nota.
¡Qué te estamos esperando!
Cecilio