jueves, 21 de enero de 2010

Mesonero Romanos y el Aranjuez de 1831 (1)

Ramón Mesonero Romanos ( Madrid, 1803 - 1882) fue un importante escritor y periodista español. Pocos autores han sabido captar en su obra la esencia del Madrid castizo como lo hizo él. Junto al olvidado Serafín Estebánez Calderón y al gran Mariano José de Larra, fue el principal representante de la escuela costumbrista española del siglo XIX; sus textos (escritos en un estilo ameno, llano y amable, desprovisto de toda pretensión) constituyen un retrato lleno de vida de las calles, costumbres y gentes del Madrid decimonónico y romántico. Desde su puesto de funcionario e inspector de obras públicas municipales, tuvo una participación activa en la renovación urbanística de la capital española durante el siglo XIX, de la que sus escritos son fiel reflejo. Su vocación literaria tiene su origen precisamente en esta ocupación, no en balde su primer escrito fue una Guía de Madrid, publicada en 1831. Anhelando un nuevo tipo de publicación que, al margen de las disputas ideológicas de su época, pudiera llegar a un amplio espectro de público, en 1836 fundó el Semanario Pintoresco Español, cuyo título es ya una declaración de principios. En él dio a conocer sus artículos costumbristas, más tarde recogidos en libros como Escenas Matritenses (1842) y Tipos y Caracteres (1862). En 1880 publicó su autobiografía Memorias de un sesentón. Es de destacar también que tomó posesión del acta de Concejal por el Ayuntamiento de Madrid entre 1845 – 1850; fue nombrado Cronista Oficial de Madrid en Julio de 1864, Bibliotecario Perpetuo de la Villa y miembro de la Real Academia de la Lengua en 1836. Esta Guia de Madrid, denominada "Manual de Madrid" , subtitulada "descripción de la Corte y Villa" comprende la historia de Madrid, su celebridades, sus costumbres …. Una ingente información, donde enmarca brevemente la descripción de los Reales Sitios. De entre las obras consultadas que el autor destaca para la formación del manual refiere el libro de Viajes de España de Antonio Ponz y el titulado “ representación á S.M. sobre la conservación del real sitio de Aranjuez” de Manuel Aleas. Así describe Mesonero el Aranjuez de 1831: "El real sitio de Aranjuez ha sido y es en todos tiempos el objeto de admiración de nacionales y extranjeros. Si se hubiera de hacer no mas que la enumeración de las infinitas bellezas de todas clases que le enriquecen y le hacen el primer sitio de placer de España, y tal vez de Europa, sería alejarse del objeto de esta obra, que es hablar de Madrid, y dar solo una idea rápida de sus alrededores, á la manera que el que forma el mapa de un reino presenta ligeramente indicadas las provincias confinantes con él. Quien guste adquirir mayor noticia de este delicioso sitio, puede hallarla en las dos descripciones mas modernas que hay, que son la publicada en 1824 por D. Manuel de Aleas y la que contiene el diccionario geográfico del señor Miñano. La proximidad de Aranjuez se hace sensible una legua antes: el aspecto árido de la campiña que se ha venido recorriendo desde Madrid por espacio de seis leguas cambia de repente en un valle encantador. Una inmensa multitud de arboles altísimos sombrean el camino; otros, formando bosques deliciosos, presentan toda la riqueza de la vegetación; las praderas cubiertas de verdura, el ruido de los arroyos, el alegre canto de los pájaros, todo anuncia un nuevo clima, una región diferente de la que se acaba de dejar. Las aguas del Tajo y del Jarama, y la cultura mas esmerada son la causa de esta maravilla. La ilusión va en aumento al llegar á una plaza circular, en la que desembocan doce calles ó paseos formados por hermosos árboles. Desde aquí ya se descubre Aranjuez, llamando la atención los arcos de la gran plaza, la iglesia de San Antonio y el monte llamado el Parnaso. Poco después se llega al puente sobre el río Tajo. Aquí la vista se deleita, se llena con la perspectiva que se presenta. Al frente la hermosa población de Aranjuez, á la derecha el Palacio, el Jardín de la Isla, un precioso molino construido nuevamente; y á la izquierda el inmenso Jardín del Príncipe, la Calle de la Reina y otra multitud de objetos interesantes."
ULTREIA ET SUSEIA

No hay comentarios: