domingo, 16 de agosto de 2009

" ..y Aranjuez existe" ... Cecilio Fernández Bustos

" Y Aranjuez existe, porque existe el mundo". Las hemerotecas, la memoria y el recuerdo guardan esta memorable frase del que por entonces era Concejal y Portavoz del último Equipo de Gobierno Socialista del Alcalde Eduardo García, en un pleno sobre el Estado del Municipio, celebrado en la Sala de Lectura del Centro Cultural. Concejal del Ayuntamiento de Aranjuez, una más de las etapas vividas de un hombre al que he seguido en la distacia corta. Hablar de él sería largo y prolijo. Yo sólo puedo decir de él, que como persona es un lujo; erudito, gran conversador, una mente lúcida; es de esas personas a las que una vez conocidas, es un orgullo poder llamarles amigos. Hombre progresista en todos los conceptos, amante empedernido de la prosa y de la poesía. Lector y escritor.Y pintor, aunque ésto me da que hace mucho que no lo practica. Director Fundador de la Universidad Popular de Aranjuez , Director del Aula de Poesía de Aranjuez.......y blogero. Ayer tarde viajando en los mundos del ciberespacio, agradablemente, aparece en mi pantalla : "..... un cielo vivo, todo luz, y de los ojos que contemplan hechizados se cuelgan y mecen los verde tilos. Estos abrazan, tiernamente, la magnífica y ancha plaza. Fachada de San Antonio, contraluz azul de la mañana; arcos y más arcos formados por la pulida y alba piedra de Colmenar; Casa de Oficios, Casa de Caballeros, Casa de Infantes; Jardín de Isabel II, frondoso y recoleto espacio donde buscábamos la sombra en los cálidos días del verano. Al norte, mirando hacia Madrid, la melódica sonrisa verde del Parterre y sus magnolios. Y hete ahí, en el centro, exacta en su blancura, la fuente que, al nombrarla, dará a la Plaza uno de sus varios nombres: Plaza de la Mariblanca." Un párrafo de una maravillosa descripción de la Plazuela, de la Plaza de la Mariblanca realizada por Cecilio Fernández. Lógicamente una vez realizado este descubrimiento, era necesario entrar en su blog, perderse tranquila y placidamente en él. Muy recomendable. Haced, si así os viene bien, efectiva esta recomendación. Aquí os dejo el enlace con su artículo sobre la Plaza de la Mariblanca; espero que lo degusteis y disfruteis como yo lo hice. Y a tí Cecilio, si algún día ves esta humilde reseña, muchas gracias por todo lo que aportas y has aportado y aún te queda por aportar a nuestro pueblo.

"Para que escribe uno
si no es para juntar sus pedazos"
(E. Galdeano)

sábado, 15 de agosto de 2009

La Revista "El Instructor" y el Aranjuez de 1837 (y III)

Y así finaliza la descripción que de Aranjuez se hace en la revista " El Instructor": Ya es tiempo que entremos en el palacio de Aranjuez, y nos detendremos solo para repetir á su vista los versos de Lupercio de Argensola. Alzase al lado del jardin florido / Con cuatro hermosas frentes una casa /Que nunca el sol su semejante ha herido; / Del alto chapitel hasta la basa,/Ninguna imperfeccion hallar se puede, / Si el gran Vitrubio vuelve y la compasa. Este palacio del tiempo de Argensola, recibió mucha mayor estension en el reinado de Carlos III, porque considerado pequeño para toda la familia real, mandó aquel rey añadirle dos alas prolongadas desde las esquinas de la fachada principal acia poniente ; y habiendose edificado al mismo tiempo los dos cuarteles de guardias Españolas y Walonas, á los dos lados de una hermosa calle de árboles, forman la entrada mas magnifica que se pudiera idear. Los aposentos del palacio de Aranjuez, aunque hermosos y adornados de bellos cuadros, no tienen sin embargo la magnificencia del palacio de Madrid, ni de la Granja, ni del Escorial; siendo lo mas recomendable en Aranjuez la estension y amenidad del delicioso valle. Sin embargo, la escultura y dorado de las habitaciones estan distribuidas con muchisimo gusto. La capilla del palacio es obra moderna y del mas esquisito estilo. Entre los varios aposentos del palacio, hay una sala, que es donde se viste el rey, la cual está adornada con el mayor esplendor y gusto. Los cuadros son todos del célebre Mengs, y han merecido el aplauso general de cuantos los han visto. Hay en Aranjuez un hospital nuevamente erijido, de bella arquitectura y con la mayor comodidad; y al fin de la mejor calle de árboles que corre del palacio al Tajo, se ha hecho un magnifico puente de piedra sobre este rio. A principios de este siglo habia en Aranjuez un bello teatro para representar tragedias y comedias Españolas, y óperas Italianas. Habia igualmente plaza de toros, hecha de madera al modo de la de Madrid. De Aranjuez diremos en compendio, que es un pueblo el mas agradable para vivir una persona independiente, y á donde puede gozar todos los divertimientos de la campaña, la caza, la pesca, el paseo. No se dará pueblo que presente una escena mas variada ni mas agradable. El contemplativo puede vagar con un libro en la mano por los mas deliciosos prados; otros pueden correr á caballo ó en sus coches por las alamedas que se pierden de vista; otros tienen dos rios inmediatos á donde fijar su atencion para cojer peces; mientras que otros se pueden pasear por entre venados, jabalies, guanacos, y variedad de animales estraños, todos mansos, porque Alli redes y engaños se prohiben, / Y asi discurren sin temor las fieras, / Y á los hombres pacificas reciben. Camellos, caballos, mulas y asnos suelen pasar en sucesion con sus cargas ; mientras que mirando al campo de labor se puede ver al búfalo, al buey, ó vaca arando. Tal era la vista de Aranjuez hasta 1808 ; cual sea ahora no podemos decir, pero como ni el clima, ni la frondosidad de los árboles, la calidad de las frutas, ni la hermosura de las flores sufren con las revoluciones politicas. Aranjuez será siempre una residencia deliciosa al hombre sosegado.
ULTREIA ET SUSEIA

miércoles, 12 de agosto de 2009

La Revista "El Instructor" y el Aranjuez de 1837 (II)

De esta manera continuaba la descripción de Aranjuez en la revista "El Instructor":
" En cuanto á jardines, el mas estraordinario, y sin igual en opinion de muchos, es el de la isla: los céspedes, bosquecitos y cuadros de flores, en tanta variacion de formas y rica abundancia de flores, que no pudiera Flora hallar una academia donde enseñar, ni un museo vivo donde mostrarla riqueza del departamento sobre que preside: El fresco suelo está de varias flores / Blancas, rojas, azules esmaltado, / Que espiran mil suavisimos olores, / Y ofrecen dulce asiento, y blando estrado: / Nunca paño Turqués con mil colores / De artifices industriosos variado, / Por mas que en él su ingenio levantase, / Se vio que á tal belleza igualase. Muchas son las fuentes y estatuas que adornan á Aranjuez, y aunque no son iguales á las del Prado de Madrid, hay sin embargo algunas que no debemos pasar en silencio. Junto á la cascada que forma el Tajo, hay dos estatuas de bronce á las que el vulgo llama Adan y Eva, y los poetas Antinoo y Venus. Son del tamaño natural, y fueron sin duda vaciadas por copias antiguas, segun sus formas y actitudes. Cerca de estas estatuas está la mayor fuente de Aranjuez con muchas figuras de marmol al rededor de los pilones, y sobre la taza del medio, se ve la de Hércules luchando con la hidra. La fuente de los Delfines, aunque menor, tiene mas mérito. Le han dado este nombre por los ocho niños agrupados graciosamente con delfines que hay en los ángulos del pilon. Sobre la taza hay una buena estatua de Apolo. Lo mejor de esta fuente son los bajos relieves de las hazañas de Hércules en las fachadas del pilon, que alternan con las armas reales. En medio de la fuente de La Espina ó de Las Harpias posa un pedestal con una coluna encima que mantiene la taza; y sobre esta hay una estatua de bronce de un muchacho sentado, sacandose una espina del pie, copia de una de las mejores estatuas de la antigüedad, cuyo grabado y descripcion dimos en nuestro Tomo II, página 177. El pilon es cuadrado, y en cada ángulo hay una harpia sobre capitel corintio, todo trabajado con mucha delicadeza. La fuente llamada de Don Juan de Austria tiene sobre la taza una estatua, al parecer, de Venus, vaciada en bronce, y en el pedestal hay varios niños muy bien trabajados. La fuente de Baco consiste en una estatua de bronce de esta deidad, muy diverso de como por lo regular le representan los antiguos, esto es, gallardo y gentil; el Baco de Aranjuez está representado tan monstruosamente gordo, como si tuviera dentro todo el contenido del tonel sobre que está horcajado. Sin embargo, su forma es buena, y está hecho con cuidado, asi como los demas adornos de la fuente. La fuente de Neptuno es soberbia: tiene siete grupos de mediano tamaño, ejecutados en bronce, de cuya materia son los pedestales : están puestos alrededor de la misma taza, y uno encima de ella. Este representa á Neptuno sobre carro en figura de concha, armado con tridente, y tirado por tritones, cuyo grupo se ve repetido en uno de los seis pedestales; como tambien el de Ceres sobre su carro tirado por leones. Lo mismo sucede con el grupo de Juno, representada en acto de arrojar rayos á los gigantes; de modo que estos seis grupos no son sino tres duplicados. El séptimo es único, y figura á Jupiter arrojando tambien rayos á los gigantes. Todas estas esculturas fueron hechas en el reinado de Felipe III, como nos informa la inscripcion que hay en el pedestal de la fuente. La última fuente que mencionaremos será la de los Tritones, llamada asi por haber tres dentro del pilon sobre una grada. Cada Triton tiene un canastillo en el hombro de diversas labores, y un escudo en la mano. Sobre el pedestal en el medio se levanta una coluna, con tres figuras al rededor, como de cinco palmos de alto, representando ninfas, gentilmente vestidas, entre las cuales hay mascarones y otros ornatos. Encima de la taza hay otra mas pequeña, y entremedias dos figuras de doncellas, ó genios con alas, bellamente vestidas, que agrupan con dos colunas á que estan asidas, y vienen á unirse con sus capiteles, adornados de mascarones y otras cosas. Una especie de guirnalda de flores, frutas, hojas de laurel entretejidas, y compuestas con ciertos colgantes de frutas, forman un objeto gustoso y divertido. Toda esta fuente es de rico marmol blanco, y tiene siete varas de alto. Una inscripcion en la basa nos informa que fue mandada hacer por Felipe IV. Se dice que es obra de Alonso Berruguete, en el reinado de Carlos V. Sobre estas figuras hay una taza con bajos relieves en su reverso, que representan sirenas cogiendo de las agallas algunos delfines, y todo ejecutado con mucha gracia."
ULTREIA ET SUSEIA
Fotos: http://www.aranjuez-webfotos-juanin.com/thumbnails.php?album=12

martes, 11 de agosto de 2009

La Revista "El Instructor" y el Aranjuez de 1837 (I)

Entre 1834 y 1845 se imprimió en Londres una publicación de la editorial londinense Ackermann and Co., denominada "El Instructor, o Repertorio de Historia, Bellas Letras y Artes". Era una edición en pequeño tamaño y de entregas mensuales de unas 32 páginas ilustradas con grabados en acero y con portadas decoradas.El Instructor no era traducción de una publicación revista original inglesa, sino que la editorial lo elaboró especialmente para todo el mundo de habla hispana. Así se describia Aranjuez en su número 43 del mes de Julio de 1837:
LAS DELICIAS DE ARANJUEZ "La estraordinaria lozania y frondosidad de los jardines, huertas y paseos de Aranjuez ha sido objeto de admiracion desde los reinados de Carlos V y de sus sucesores los Felipes; pero aquella hermosura estaba limitada al palacio, continuando el pueblo, por cerca de dos siglos, un conjunto desordenado de casas mal situadas y peor construidas, interpoladas con miserables chozas de barro. Tal era el pueblo de Aranjuez hasta que el ministro Grimaldi fue enviado á Holanda por Carlos III, y á su vuelta persuadió al rey fundar en el centro de Castilla y parte elevada de la Peninsula, un retiro sobre el plan, pero superior en estilo y riqueza á la Hague en las llanuras de Holanda. El pueblo de Aranjuez dista siete leguas de Madrid : las seis leguas primeras tienen uno de los mas hermosos caminos de Europa, y la última forma el delicioso ralle de Aranjuez por donde corre el rio Tajo para unirse con el Jarama. Demolida toda la poblacion antigua, y allanado el terreno, se trazaron nuevas plazas y calles anchas, rectas y en simetria, donde asi el rey Carlos III como muchisimos particulares edificaron casas capaces de contener con toda comodidad 20,000 habitantes. La grandeza de todo este sitio Real en tiempo de Carlos III y Carlos IV, fue diseñada por el ingeniero Aguirre en diez y seis pliegos, y ocho mas de vistas, dando el mudo grabado mejor idea que la mas prolija descripcion. Nosotros seguiremos aqui, aunque en compendio, la larga relacion que hizo Ponz en su Viage de España, á fines del siglo pasado, entremezclando las observaciones de M. Bourgoing en su Cuadro de la España Moderna. Debemos observar, que el estado de Aranjuez aqui referido era en el que se hallaba antes de la invasion Francesa en 1808, y que ha sufrido alguna decadencia desde aquella fatal época, no solo á causa de la grande guerra peninsular, no solo por las guerras civiles, y revoluciones causadas durante el desacertado reinado de Fernando VII, y hasta despues de su muerte, mas por haber sido La Granja el palacio de campo mas frecuentado por aquel monarca y la actual Reyna Cristina. La frondosidad del sitio de Aranjuez no es de aquellas tristes y silenciosas, que suelen infundir melancolia. A cada paso se encuentra variedad,en todas hay vida, en todas se ríe la naturaleza, porque todas estan llenas de criaturas vivientes, y al parecer felices. En los árboles, un infinito número de pájaros que encantan con su armonia ; en el suelo, grandes rebaños de gamos tan domesticados, que casi toman de la mano del hombre el regalo que les ofrecen; á otra parte se ve un soto cubierto con piaras de yeguas para cria de los mas bellos caballos de silla que pueden hallarse en Europa; mientras que en otros hay yeguas de razas Napolitana, Flamenca, Normanda y Suiza para caballos de coche. A otra parte hay grandes vacadas de varios colores originarias de las provincias de España y paises estrangeros; hay tambien camellos para carga, y búfalos para el arado, porque en Aranjuez se cultiva la tierra á la usanza, no solo de las varias provincias del reino, mas tambien de lugares estraños. Toda esta variedad se ve en un vasto campo llamado la Vega del Colmenar. El pueblo de Aranjuez está separado del palacio por una plaza muy espaciosa adornada con una fuente. Del fin de la calle principal del pueblo, se abre á los dos lados un pórtico, cubierto casi enteramente, y estendiendose hasta unirse con las alas del palacio. Llegando al pueblo por el camino .de Madrid se encuentra una vasta plaza circular, llamada Plaza de las doce Calles, por partir de ella doce grandes y hermosas alamedas. Uno de estos paseos conduce al lugar conocido por el nombre de Las Huertas, donde se encuentra un número y variedad de árboles frutales sin igual en otra parte alguna, dando testimonio de la estremada fecundidad del suelo y de la escelencia del clima. Pero la arboleda mas celebrada es la llamada Calle de la Reina, y que se estiende por mas de media legua, hasta llegar al rio Tajo. Segun el tamaño enorme de algunos árboles, Aranjuez fue plantado antes que los reyes resolviesen formar alli un retiro; y si la rectitud de esta arboleda, asi como las demas, no testificase que se plantó con diseño, creeriamos que no era obra del arte, sino de la naturaleza. Tan copiosa como es aquella variedad de árboles no necesitan para su conservacion la mano del jardinero, porque por si mismo se reproducen. Al lado de un árbol que parece llegar á las nubes, nace otro de su misma ó diversa especie; viendose en todas las calles interpolados los jóvenes con los que cuentan muchos siglos, los gigantes con los enanos. Nunca se les poda artificiosamente, ni se les obliga á tomar otra figura, que la que les da la naturaleza; y este es el motivo porque no canse jamas la vista las arboledas de Aranjuez, y que parezcan siempre nuevas y deliciosos, por lo que dijo el poeta Tapia, en el reina do de Felipe II: Alli están muchos árboles sombrosos, / De quien pudiera Alcides coronarse: / Gran copia de laureles tan hermosos, / Que en ellos podria Febo transformarse: / Los sauces, los cipreses, los ramosos /Fresnos apenas dejarán contarse: / Las parras van los álamos trepando, / Y á las sequaces yedras provocando. "
ULTREIA ET SUSEIA
foto :http://www.aranjuez-webfotos-juanin.com/index.php?cat=0

sábado, 8 de agosto de 2009

Francisco P. de Mellado y el Aranjuez de 1846 (y II)

Y Francisco de Paula continua su relato:
"Hacer una detallada descripcion de cuantas preciosidades encierran los diferentes edificios y jardines de este real sitio, además de ser sumamente difusa, seria impropia de nuestro objeto. No puede sin embargo dejar de indicarse cuan dignos son de ser vistos y examinados con detenida meditacion los dos preciosos jardines, llamados del Príncipe y de la Isla, formado este al lado del palacio por el Tajo y una acequia, reuniendo dentro de si además del cultivo de diferentes arbustos y flores aromáticas, una inmensidad de calles de árboles de prodigiosa corpulencia y elevacion, y multitud de fuentes y estatuas; lo que unido al canto de los inumerables ruiseñores y otras aves, al ruido de la gran cascada, y á la deliciosa sombra de las arboledas que hacen impenetrables los rayos del sol durante las horas del mas riguroso calor, transportan el ánimo, lo embelesan y producen una agradable melancolía, de que se siente salir cuando se hace preciso abandonar un parage encantador. No menos hermoso y variado el del Príncipe, cuya circunferencia asciende á 6.905 vara, poblado todo él de multitud de árboles y arbustos de Asia y de América. Este jardin, dividido en cuatro grandes departamentos, se halla situado entre la referida calle de la Reina y el rio Tajo, del cual lo defiende un fuerte dique de canteria: y por la otra parte de tierra esta cercado de verjas de madera sobre zócalos de fábrica y piedra blanca, sostenidos por pilares de ladrillo con remates de piedra de silleria. En él se ha procurado imitar los jardines ingleses, franceses, etc, y cultivar toda especie de frutas, produciéndolas muy exquisitas. Tiene estanques, islas, fuentes, y todo cuanto puede hacer bella y agradable una mansion de recreo. Dentro de este jardin se halla la tan justamente nombrad Casa del Labrador, que de esta clase ha pasado á ser un magnifico palacio, en el que se vé reunido lo mas elegante, lo mas rico y variado que han producido los ingenios españoles, pues cuanto en él se admira es nacional. Tan agradable como la mansion en este real sitio durante los meses de abril y mayo, es molesta en lo restante del verano por el extraordinario calor que se esperimenta y el polvo salitroso que se eleva al menor soplo. Pertenece a la diócesis de Toledo y al partido judicial de Chinchon de donde dista una legua. Consta de 1.045 vecinos y 4.340 habitantes. Tiene admnistraciones de rentas, loterias, correos, dos parroquias, un hospicio, un hospital, un teatro, plaza de toros, varias fondas y posadas, dos cafés, casa de postas, parada de diligencias, muchas y hermosas casas, en las que pueden alojarse cómodamente mas de 20.000 personas, que solian reunirse en tiempo de jornadas: carece de aguas potables y de buena calidad. Hubo un convento de frailes. En la quinta de 1.844 entraron 172 jovenes de 18 a 24 años. Pagó de contribución 372.459 reales y cosecha al año comun 16.000 fanegas de granos y legumbres y 5.000 arrobas de vino, que con algun aceite y frutos menores aportan 623.800 reales. Hay varios talleres de diferentes oficios, telares para lienzos y algun comercio"
ULTREIA ET SUSEIA

viernes, 7 de agosto de 2009

Francisco P. de Mellado y el Aranjuez de 1846 (I)

Francisco de Paula Mellado fue un enigmático personaje de biografía desconocida (se supone que nació en Madrid a principios del siglo XIX) que entre los años 1840 y 1870 desempeñó un importantísimo papel como escritor y editor de periódicos y de libros en la España del Romanticismo. Fue el editor de la Enciclopedia moderna. Diccionario universal de literatura, ciencia, arte, agricultura, industria y comercio, publicada en Madrid entre 1851 y 1855 que constituye la primera gran enciclopedia en lengua castellana, siguiendo el modelo de la Enciclopedia de Diderot. Otro destacado proyecto editorial que llevó a cabo Francisco de Paula Mellado es la Biblioteca Popular Económica, en la que se publicaron, entre 1844 y 1863, 47 obras que incluían clásicos españoles y la traducción de los más famosos novelistas europeos de su tiempo. También editó España geográfica, histórica, estadística y pintoresca en 1845, en la que se hace un recorrido por las provincias españolas y las posesiones de Ultramar. Asimismo, fue editor y director de diez periódicos. En mayo de 1846 Mellado emprende el recorrido que recogería posteriormente en el libro Recuerdos de un viaje por España.
Así nos describe Aranjuez: "Villa y real sitio situado á siete leguas de Madrid, en terreno llano, y perfectamente ventilado á la márgen izquierda del Tajo. Perteneció este real sitio en sus principios á la órden de caballeros de Santiago, de cuyos Maestres era posesion de recreo. Felipe II que fué el primer monarca que lo paseyó, dió principio á su gran palacio bajo la dirección del célebre arquitecto Juan de Herrera, cuya obra prosiguieron despues Felipe V, Fernando VI y Carlos III, que fué quien lo concluyó: tiene magnificos cuadros y techos pintados al fresco por los mejores profesores. Todos estos reyes contribuyeron á la formacion y hermosura de los preciosos jardines y fuentes que lo embellecen, pero el que particularmente lo engrandeció y adornó más fué el señor don Carlos IV, que gustaba mucho de hacer mansion en él, al fin de cuyo reinado y al principio del de su sucesor Fernando VII, asi la poblacion como los jardines sufrieron una devastacion horrososa y vandálica con motivo de la guerra de la independencia, para cuya reparacion en una pequeña parte, se han invertido posteriormente crecidas sumas. De los cuatro sitios reales que poseen los reyes en España para su recreo en las diversas estaciones del año, atrae este muy particularmente la atencion para residir en él durante la primavera, por la benignidad del clima y su deliciosa y pintoresca situación. Desde que se descubre el estenso y frondoso valle en que se halla situado y que fertilizan los rios Tajo y Jarama, no puede por menos de concebirse una ventajosísima idea de él, con particularidad cuando yendo desde Madrid, se observa la hermosa perspectiva que presenta la cuesta de la Reina, entrando luego en la llamada calle larga, cubierta de arboles por una y otra parte, para llegar a la grande y hermosa plaza de San Antonio, dejando a la derecha el palacio con su hermoso parterre y cascada, y á la izquierda la frondosa calle de la Reina y el nuevo jardin de Isabel II."

jueves, 6 de agosto de 2009

Hussein de Jordania en Aranjuez 1955

En junio de 1955, el joven rey Hussein de Jordania visita España. Seis años antes, su abuelo Abdullah era el primer Jefe de Estado que visitaba nuestro país desde mucho antes de la Guerra Civil. En diciembre de ese mismo año España entra en la ONU. Eran los resultados de una política aperturista del régimen hacia occidente por un lado y hacía los países árabes por otro. Hussein de Jordania visitó nuestro país entre el 6 y 11 de junio. Además de los actos protocolarios de Estado programados, figuran la visita al Museo del Prado, una corrida de toros en la Plaza de las Ventas , la visita a Toledo el día 8 de Junio, que concluyó con una comida en Aranjuez. La crónica del periódico La Vanguardía, nos dice que llegaron a este Real Sitio a las dos de la tarde, con sus respectivos séquitos; destaca la presencia del Almirante Carrero Blanco. Trás la “aclamación” popular de rigor , almorzaron en la Casita del Labrador, para posteriormente visitar el Jardín del Príncipe y las instalaciones del Servicio Nacional de Pesca ( ¿ os acordais de la piscifactoría, junto a los chinescos ?) y la Escuela de la Sección Femenina.....
ULTREIA ET SUSEIA

miércoles, 5 de agosto de 2009

200 años de la Acción de Aranjuez

Entre el 5 y el 8 de Agosto se cumplen doscientos años de la denominada Acción o Batalla de Aranjuez. Una fuerza militar al mando del General Pedro Agustín Girón, Marqués de las Amarillas y Primer Duque de Ahumada) impidió el cruce por las fuezas francesas del Río Tajo a su paso por Aranjuez.
A este militar, en el año 1844, el gobierno presidido por Luis González Bravo, se le enconmendó la organización del primer cuerpo de seguridad pública que pretende implantarse en España a nivel nacional: la Guardia Civil. Hora es de recordar aquella acción, que no deja de ser historia y memoria de nuestra ciudad, asi como a los hombres que la hiceron posible y a los que allí dejaron su vida por España frente al invasor francés.
ULTREIA ET SUSEIA