miércoles, 12 de agosto de 2009

La Revista "El Instructor" y el Aranjuez de 1837 (II)

De esta manera continuaba la descripción de Aranjuez en la revista "El Instructor":
" En cuanto á jardines, el mas estraordinario, y sin igual en opinion de muchos, es el de la isla: los céspedes, bosquecitos y cuadros de flores, en tanta variacion de formas y rica abundancia de flores, que no pudiera Flora hallar una academia donde enseñar, ni un museo vivo donde mostrarla riqueza del departamento sobre que preside: El fresco suelo está de varias flores / Blancas, rojas, azules esmaltado, / Que espiran mil suavisimos olores, / Y ofrecen dulce asiento, y blando estrado: / Nunca paño Turqués con mil colores / De artifices industriosos variado, / Por mas que en él su ingenio levantase, / Se vio que á tal belleza igualase. Muchas son las fuentes y estatuas que adornan á Aranjuez, y aunque no son iguales á las del Prado de Madrid, hay sin embargo algunas que no debemos pasar en silencio. Junto á la cascada que forma el Tajo, hay dos estatuas de bronce á las que el vulgo llama Adan y Eva, y los poetas Antinoo y Venus. Son del tamaño natural, y fueron sin duda vaciadas por copias antiguas, segun sus formas y actitudes. Cerca de estas estatuas está la mayor fuente de Aranjuez con muchas figuras de marmol al rededor de los pilones, y sobre la taza del medio, se ve la de Hércules luchando con la hidra. La fuente de los Delfines, aunque menor, tiene mas mérito. Le han dado este nombre por los ocho niños agrupados graciosamente con delfines que hay en los ángulos del pilon. Sobre la taza hay una buena estatua de Apolo. Lo mejor de esta fuente son los bajos relieves de las hazañas de Hércules en las fachadas del pilon, que alternan con las armas reales. En medio de la fuente de La Espina ó de Las Harpias posa un pedestal con una coluna encima que mantiene la taza; y sobre esta hay una estatua de bronce de un muchacho sentado, sacandose una espina del pie, copia de una de las mejores estatuas de la antigüedad, cuyo grabado y descripcion dimos en nuestro Tomo II, página 177. El pilon es cuadrado, y en cada ángulo hay una harpia sobre capitel corintio, todo trabajado con mucha delicadeza. La fuente llamada de Don Juan de Austria tiene sobre la taza una estatua, al parecer, de Venus, vaciada en bronce, y en el pedestal hay varios niños muy bien trabajados. La fuente de Baco consiste en una estatua de bronce de esta deidad, muy diverso de como por lo regular le representan los antiguos, esto es, gallardo y gentil; el Baco de Aranjuez está representado tan monstruosamente gordo, como si tuviera dentro todo el contenido del tonel sobre que está horcajado. Sin embargo, su forma es buena, y está hecho con cuidado, asi como los demas adornos de la fuente. La fuente de Neptuno es soberbia: tiene siete grupos de mediano tamaño, ejecutados en bronce, de cuya materia son los pedestales : están puestos alrededor de la misma taza, y uno encima de ella. Este representa á Neptuno sobre carro en figura de concha, armado con tridente, y tirado por tritones, cuyo grupo se ve repetido en uno de los seis pedestales; como tambien el de Ceres sobre su carro tirado por leones. Lo mismo sucede con el grupo de Juno, representada en acto de arrojar rayos á los gigantes; de modo que estos seis grupos no son sino tres duplicados. El séptimo es único, y figura á Jupiter arrojando tambien rayos á los gigantes. Todas estas esculturas fueron hechas en el reinado de Felipe III, como nos informa la inscripcion que hay en el pedestal de la fuente. La última fuente que mencionaremos será la de los Tritones, llamada asi por haber tres dentro del pilon sobre una grada. Cada Triton tiene un canastillo en el hombro de diversas labores, y un escudo en la mano. Sobre el pedestal en el medio se levanta una coluna, con tres figuras al rededor, como de cinco palmos de alto, representando ninfas, gentilmente vestidas, entre las cuales hay mascarones y otros ornatos. Encima de la taza hay otra mas pequeña, y entremedias dos figuras de doncellas, ó genios con alas, bellamente vestidas, que agrupan con dos colunas á que estan asidas, y vienen á unirse con sus capiteles, adornados de mascarones y otras cosas. Una especie de guirnalda de flores, frutas, hojas de laurel entretejidas, y compuestas con ciertos colgantes de frutas, forman un objeto gustoso y divertido. Toda esta fuente es de rico marmol blanco, y tiene siete varas de alto. Una inscripcion en la basa nos informa que fue mandada hacer por Felipe IV. Se dice que es obra de Alonso Berruguete, en el reinado de Carlos V. Sobre estas figuras hay una taza con bajos relieves en su reverso, que representan sirenas cogiendo de las agallas algunos delfines, y todo ejecutado con mucha gracia."
ULTREIA ET SUSEIA
Fotos: http://www.aranjuez-webfotos-juanin.com/thumbnails.php?album=12

1 comentario:

Desvanecerse dijo...

Cualquiera de tus caminos se hacen cortos, aunque tengan que atrapar el tiempo.
Siempre con pasos estimulantes.
Saludos