jueves, 5 de febrero de 2009

Franco en Aranjuez (y IV)

Finalizada la visita a la Fabrica de la Compañía Española de Pelicilina y Antibióticos, Franco y su comitiva se dirigen , cruzando por la ciudad de Aranjuez, a la Fábrica de Manufacturas Fotográficas Españolas. Dicen las crónicas del momento , como no, que durante este recorrido el pueblo, enfervorizado ( ¿? ) no paraba de homenajear al "Caudillo" con los gritos de rigor del Régimen. Esta empresa situada frente a la Casita del Labrador, es donde antiguamente estuvieron ubicados los estudios cinematográficos de Aranjuez (ECESA). A la puerta de la fábrica es recibido por el presidente del Consejo de Administración, Tomás de Bordegaray y Arroyo, y por los vocales del Consejo, entre ellos el Vizconde de Boix y el Marques de Salvatierra, el asesor técnico y el Secretario General Sr. de la Vega Lamera. Con un capital de 30 millones de pesetas , la fabrica tenia capacidad de producir treinta millones de metros lineales anuales de pelicula virgen sobre soporte ininflamable; entre estos productos destacaba la crónica, la producción de película virgen cinematográfica de 35 mm, película radiográfica, papel fotográfico en todos los formatos, microfilms y films magnetofónico. Esta producción había supuesto un ahorro de cerca de veinticinco millones de dolares en divisas. Cuando la fábrica estuviese a pleno rendimiento y se duplicase la producción, se cubrirían las demandas del mercado interior y se preveia una exportación de este material por valor de dos millones y medio de dolares anuales. En su visita, a Franco se le enseñan las secciones de fabricación de película de triacetato de celulosa y las dedicadas exclusivamente al emulsionado de película de acetato y de micro. Una vez finalizada la visita, Franco, ministros, autoridades, jerarquías, personalidades e invitados fueron trasladados al Jardín del Príncipe, donde en la Casita del Labrador, dieron buena cuenta de un , supongo, suculento almuerzo, tras el cuál y de los discursos patrióticos de rigor, de los que no daré cuenta de su contenido para no hacer sufrir más de la cuenta a los caminantes que por aquí anduvieran, su “Excelencia” y cohorte, dieron por finalizada la jornada festivo industrial en esta nuestra ciudad.
ULTREIA ET SUSEIA

2 comentarios:

Desvanecerse dijo...

Siempre que se usa el boato deja en las caras reflejos cutres.
Gracias amigo por dejarme seguir tus pasos.
Saludos

Caminantes en Aranjuez dijo...

... y mis pasos se protegen en tu palabra, en los sentimientos que de tus versos emanan ...es un placer y un honor el que me brindes la satisfacción de hacer camino contigo .,.