sábado, 21 de noviembre de 2009

Robustiano (R.N)

Hace una fechas, mi amigo y excelente fotógrafo, cuya sensibilidad queda reflejada en cada pixel y en cada palabra contenida en su blog ( lo que ven mis ojos), tras un paseo por el Jardín de la Isla , me manda dos fotografías y me hace el siguiente comentario : " el otro día paseando por la zona de las Castañuelas, acompañado como siempre de mi cámara de fotos, gracias a su zoom, me percaté de "algo extraño" sobre el muro del paseo. Un cuadrado sobre el que parecían impresas dos letras, la R y la N. Saqué un par de fotos, pero luego en casa, al ampliarlas, me sorprendió todavía más que la N está al revés, y además, las letras están compuestas de pequeñas piedras". Tengo que reconocer que no había visto ese "grafiti" y me pareció muy curioso, tanto el sitio y la altura donde está como por la N al revés. Andaba en esas elucubraciones cuando, en el menseger, aparece otro buen amigo y compañero de juventud, Juanin, que además, y a la "chita callando", está recopilando un excelente archivo de Aranjuez y como ejemplo sólo teneis que visitar su página web ; le pregunto si conoce esta inscripción y le mando las fotos; diez minutos más tarde me da el nombre de su autor ROBUSTIANO NIETO CALDERÓN, realizada en los años 50 del siglo pasado y el nombre de un compañero de tertulias y eventos foreros de hace ya unos años, Pedro Santiago. Así, nuevamente y a través del messeger, pude hablar con Pedro hace un par de días; efectivamente conocía a Robustiano; era su suegro, un buen hombre,una excelente persona, jardinero de Palacio, que desarrollaba sus labores profesionales en los años 50 en el Jardín de la Isla y que vivía en la casita que hay al final de la barandilla de la ría, pegada al río. Me comenta que Robustiano, después de cumplir con su jornada, se dedicaba con sus hijos Crescencio y Robustiano,a arreglar el murallón de la ría y a limpiar las "castañuelas", tarea a la que dedicaron tres años, entre 1952 y 1955. Cuando dieron por finalizado su trabajo, colocaron la inscrición con las letras R.N, que como bien dice Héctor , están resaltadas con piedras ( ésto es muy común en Aranjuez como motivo de adorno y pueden verse aún en fachadas de diversos edificios como por ejemplo la Casa Atarfe, o en el cuartel de guardías walonas); pregunté a Pedro por este error en la N, y me comenta que ésta, la pusieron al revés, porque estaban colgados boca abajo desde la barandilla....y en aquesta postura la N estaba bien puesta y no al revés como noostros la vemos. Robustiano , incansable trabajador, me sigue comentando Pedro también hizo el molde de unos jarrones que había por algunas zonas de jardines y el escudo ajardinado del Patrimonio que había debajo de la fachada este de Palacio, y que realmente no recuerdo. Me comenta, igualmente, que Robustiano fue la primera persona que cosechó y enseñó a cosechar champiñones tanto en la cuevas de Capitán y Corralón, como en las del Cortijo. Estuvo trabajando también por el Pardo, bajo las órdenes de un tal general Urrutia, para que con el sudor de su trabajo, se alegrase la vista un general que por allí habitaba hasta 1975.... Tristemente Robustiano falleció hace ya bastantes años. De los dos hijos que le ayudaron en esas labores de la ría, sólo queda ya Crescencio. Pequeñas cosas que dan lugar a descubrir grandes historias; a conocer a personas anónimas que han dejado una pequeña huella pero imborrable, en la historia de nuestra ciudad, que nunca apareceran en libros de texto, de historia y cuya memoria se perderá inexorablemente .... En la persona de Robustiano , y de sus hijos, quiero desde aquí dar un abrazo y humildemente homenajear a todos aquellos y aquellas ciudadanas de Aranjuez, que han dejado, que han aportado su granito de arena anónimo en la historia de nuestra ciudad, en su pasado, en su presente.........
(La foto de la Familia Nieto Vasallo es una cortesía de Pedro.)
ULTREIA ET SUSEIA

lunes, 2 de noviembre de 2009

El Aranjuez de Antonio Vegas en 1795

Descripción que de Aranjuez realiza Antonio Vegas en su Dicionario Geografico Universal editado en 1795
"ARANJUEZ Ara de Jovis, Sitio Real, junto el Rio Tajo, uno de los quatro que tienen los Reyes de España para su recreación en las quatro estaciones del año,siendo éste el de primavera; á 7 leguas de Madrid al Mediodia, y 7 de Toledo al Oriente. Este Real Sitio era en sus principios casa de recreación de los Maestres de Santiago. Felipe II. fué el primer Monarca que lo poseyó, y el que dió principio á su gran Palacio, prosiguiendole Felipe V., Fernando el VI., y ultimamente le concluyó el Señor Carlos III. La población en forma de pequeña Ciudad, con casas muy cómodas para habitación de mas de 200 personas. Sus primorosos Jardines, Fuentes, Huertas, y Paseos que forman calles de árboles ( algunas de la estension de una legua de terreno) le hacen el mas deleytable, y con ventaja a quanto pueda formar la idea de buen gusto. Tiene 4 Templos ó Iglesias sujetas a dos jurisdiciones, Arzobispal, y Patriarcal, que son la Capilla de Palacio,nuesta Señora de Pajés, San Antonio y el Convento de San Pasqual, de Religiosos Descalzos de San Francisco. La población, fuera de jornada, se reduce á 1281 solteros de ambos sexos, 1126 casados, 183 viudos y viudas, un cura, 4 beneficiados, 3 Tenientes de Cura, 24 Labradores, 536 Jornaleros, 18 Comerciantes, 62 Artesanos, 86 Criados, 284 Empleados con sueldo del Rey, y algunos otros particulares;ascendiendo el total de almas que comunmente hay en este Real Sitio á 2653; segun la regulación que se hizo en el año 1787 de órden de S.M."
ULTREIA ET SUSEIA

domingo, 25 de octubre de 2009

Capricho en Aranjuez

Raso amarillo a cambio de mi vida./ Los bordados doseles, la nevada/ palidez de las sedas. Amarillos / y azules y rosados terciopelos y tules,/ y ocultos por las telas recamadas,/ plata, jade y sutil marquetería./ Fuera breve vivir. Fuera una sombra/ o una fugaz constelación alada./ Geométricos jardines. Aletea/ el hondo transminar de las magnolias. / Difumine el balcón, ocúlteme/ la bóveda de umbría enredadera./ Fuera hermoso morir. Inflorescencias/ de mármol en la reja encadenada;/ perpetua floración de las columnas/ y un niño ciego juega con la muerte./ Fresquísimo silencio gorgotea / de las corolas de la balaustrada. / Cielo de plata gris. Frío granito / y un oculto arcaduz iluminado. / Deserten los bruñidos candelabros / entre calientes pétalos y plumas./ Trípodes de caoba, pebeteros/ o delgado cristal. Doce relojes / tintinean las horas al unísono. / Juego de piedra y agua. Desenlacen / sus cendales los faunos. En la caja/ de fragante peral están brotando/
punzantes y argentinas pinceladas. / Músicas en la tarde. Crucería,/ polícromo cristal. Dejad, dejadme/ en la luz de esta cúpula que riegan / las trasparentes brasas de la tarde./ Poblada soledad, raso amarillo/ a cambio de mi vida./ Del libro "Dibujo de la Muerte" (1998) de Guillermo Carnero
ULTREIA ET SUSEIA

lunes, 19 de octubre de 2009

Nicolas de la Cruz y el Aranjuez de 1797 (y IV)

Y así finaliza la descripción de nuestra ciudad realizada por de la Cruz:
" D. Pablo Boutelou jardinero mayor de S.M. después de hacerme ver los jardines en compañía de sus dos hijos que acababan de llegar de Londres y Paris mui instruidos en este arte, tuvo la bondad de darme la siguiente idea de las plantaciones practicadas en dichos jardines en el tiempo de varios ministros incluyendo las plantas americanas y asiaticas; en ella qual se observa que sus plantaciones no son solo de recreo, sino de utilidad de la nacion, respecto que se trasladan francamente á otras partes sirviendo por su amenidad este real sitio de semillero universal. Arboles plantados en el ministerio del Señor Wal : robles, 3.000; frutales, 5.000; olmos 12.000 y chopos y alamos blancos, 15.000. Arboles plantados en el ministerio del marques de Grimaldi: olmos, 15.000;robles, 5.000; chpos y alamos blancos, 14.000; moreras, 12.000y frutales 6.000. Arboles plantados en el ministerio del conde de Florida-blanca: robles, 22.000; olmos 28.000; chopos comunes, 12.000; alamos blancos, 6.000; fresnos, 4.000; moreras, 12.000; frutales, 14.000; chopos lombrados, 5.000; chopos carolinos, 4.000 y platanos 3.000. Arboles plantados en el ministerio del príncipe de la Paz: podran regularse los arboles plantados de todas clases en 258 sin entrar en esta cuenta los plantios hechos en los dos ultimos ministerios en el jardin del Principe: Arboles americanos: Iva frutescens ( falso quino), Liriodendron Tilipifera ( arbol tulipan), Magnolia grandiflora ( magnolia), Hamamelli virginiana, Viburnum cassinoides, Laurus zafras, Laurus benzoína, Miryca cecifera ( arbol de la cera), Liquidambar airaciflua, Niosa aquatica, Calycanthus floridus, Halessia tetraptera, Fhuya occidentales, Anona triloba, Cassine peragua, Diospyrus virginiana (guayacana), Juglans alba (pacana), Juglans nigra ( nogal americano) Arboles asiaticos: Morus payrifera (moral de papel), Liquidambar orientalis, Sophora japonica,Sophora tetraptera, Camelia japonica, Pinus halepensis e illibrizin, Kingo biloba,Cycas circinalis, Royena myrtifolia,Thea viridis,Sophora tormentosa y Robinia caragana. Arboles extraidos (trasplantados a otras partes) desde el ministerio del Señor Wal a nuestros dias: Robles, 180.000; Frutales, 75.000; Alamos blancos, 40.000; Chopos, 15.000; Fresnos,35.000; Moreras, 60.000;Platanos, 12.000; Chopos carolinos, 4.000; Chopos de Lombardia, 18.000; Olmos, 330.000 y de otras clases, 35.000. El ingeniero D. Domingo de Aguirre levantó el plano topografico y sacó varias vistas de Aranjuez que se han publicado. La salida de Aranjuez es montando una colina que continua cosa de media legua; Otra media mas adelante á la izquierda se ve el pequeño pueblo de Antibola que sirve de cementerio de Aranjuez. Una legua en seguida y nueve de Madrid se encuentra la villa de Ocaña, situada en el antiguo pais de los Ocaldes………. "
ULTREIA ET SUSEIA

sábado, 17 de octubre de 2009

Nicolas de la Cruz y el Aranjuez de 1797 (III)

"Aranjuez tiene una plaza de toros de firme, y un pequeño teatro para la temporada. Se esta construyendo un picadero. La población de este real sitio en la mayor parte se compone de edificios de dos cuerpos, uno alto y otro baxo que hace una vista uniforme y graciosa: tiene quatro plazas; la de Palacio, la de S. Antonio ó del Rei, la de Abastos y la de los Portales, con abundancia de agua. En el jardin denominado del Principe hai una laguna á la chinesca con varios caprichos: el templecito es mui gracioso circuido de columnas jonicas de mármol negro con manchas blancas, y entre ellas ocho estatuas de mármol negro al parecer egipcias que formaban parte de la colección que fue de la reina Cristina. Las dos estatuas de las fuentes de Neptuno y de Apolo estan cubiertas. Hai una isleta toda de plantas asiaticas y otras plantas americanas. La casa del Hermitaño engaña muchisimo: vista por defuera parece una infeliz choza de labrador pastorilmente de trozos de madera, pero entrando en ella se encuentra finamente adornada de estucos, de dorado y de pinturas que indican varias vistas del mismo jardin. En las dos salitas que contiene, en su pavimentos se ven dos bellas piezas de mosaico que figuran vasos, maceta de flores y pajaros hallados en una excavación en Sayeton cerca de Sepulveda. En el jardin de la isla es excelente la estatua de bronce sacandose la espina. En la fuente es buena la estatua de Diana que se dice tomó D. Juan de Austria en la batalla de Lepanto. No es mala la que representa á Baco en su fuente. Entre otras estatuas se distingue una de bronce á manera de Meleagro que parece antigua con su inscripción. Este jardin sirve para el verano, asi es espeso y sombrio; los arboles se elevan á mucha altura, y en las lineas procuran poner hayas y aun yedras para que no penetren los rayos del Sol. El rio tajo es el que forma la isla del jardin, y en su esquina se dividen sus aguas en dos cauces formando en el principal una cascada. A mas de los dichos hai otros jardines con los nombres de Primavera, de Palacio, del Infante D. Antonio, dela Reina, del Vergel, del Deleite, huertas grandes ó de pico tajo, texeras y deposito. Por manera que el conjunto de todos, incluyendo las huertas flamencas, la Valenciana y praderas de Serrano, compondran cinco á seis leguas de circunferencia. Las flores en primavera y la sombra y los frutales en el estio hacen este sitio deliciosisimo. No solo contiene bellos arbolados, sino buenas tierras de labor y abundantes pastos para los ganados."
ULTREIA ET SUSEIA

jueves, 15 de octubre de 2009

Nicolas de la Cruz y el Aranjuez de 1797 (II)

Asi continua Nicolas de la Cruz describiendo Aranjuez: "Hablemos de la Casa del Labrador o Casino. En la entrada del quarto de invierno hai dos vistas de la misma mui bellas sacadas por D. Isidro Velazquez. Todas estas piezas estan adornadas de seda con bellas mesas de mármol, y encima macetas y juguetes de loza de Seves de Alemania y del Retiro. En el gabinete ochavado hai un S. Juanito que se dice de Mengz, parece repetición de otro del dicho que hai en el palacio real de Madrid. En el quarto principal y sala de trucos Maella pintó al fresco en la boveda el concluyente de los rios Tajo y Xarama, las lluvias del Tajo, los quatro vientos y el cazador apuntando á la garza con un perro al lado, suceso verdadero imitado al natural. Zacarias Velazquez pintó las diosas Cibeles, Ceres, el dios Pan, la abundancia, la primavera, Venus y el lucero del alba que alli se observan. En los quartos verdes, rosa, amarillo listado, amarillo solo y azul, llamados asi por los generos de que estan colgados, pintaron al temple Perez y Acevedo. Hai tambien buenas mesas de mármol con vasos de loza de Seves y reloxes de godon, entre los quales es particular el que representa la caida de Faemonte. La escalera y piezas baxas estan pintadas por Yaquelli, veneciano. En una estancia baxa se hallan almacenados otros adornos de loza, ramillete, &c. Hemos dado una vista pasagera á la casa del principe de la Paz. Tiene tres salas con cuadros. En la primera de la entrada hai un retrato de Magallanes en tabla, otro con cuello blanco vuelto y barbas largas, de merito: en la segunda otros apaisados con fuguras y corderos. En la sala del comedor es bueno el original que representa la vida es sueño: y tambien son raros por sus luces el cuadro del nacimiento: otro del Salvador partiendo el pan quando fue conocido en Emaus: la prision de S. Pedro y otros del mismo estilo. Hai otro que manifiesta á un hombre en actitud de presentar la cabeza de un jabali á una muger que esta de pie en compañía de un genio alado, bien desempeñado. La tercera sala contiene retratos y otras pinturas. Tambien se ven otras salas con muchas laminas. El gabinete de mineralogia y conchas es bastante copioso en este genero; pero escaso en los reinos animal y vegetal: contiene algunas rarezas de china y filigrana. La librería es un bello salon; según el gran luxo con que estan encuadernadas sus obras, en las quales relucen los tafiletes dorados, los terciopelos, la plata y aun las perlas, se vienen conocimiento que le han sido regaladas. Entre las que le han dedicado se observan excelentes letras á pluma y su retrato del mismo modo. A esta clase de mecenas, que no trata de exáminar el merito de ellas, los autores astutos pretenden sorprenderle por el forro. Aquí se encuentra la celebre dedicatoria de Cladera. En la Iglesia de S. Paqual en el retablo principal, hai un cuadro del santo adorando a Dios de Mengs; y en uno de los laterales un S. Francisco, de Maella, de quien son los dos ovalos con S. Antonio y S. Pedro Alcantara que se ven á la entrada y el cuadro de S. José que se observa en un angulo á la salida de la iglesia. Los quatro grandes que estan en los angulos del claustro, una Concepcion en la iglesia y otro en el coro, son de Bayeu. Hai otro en la escalera de Tiépolo"
ULTREIA ET SUSEIA

lunes, 12 de octubre de 2009

Nicolas de la Cruz y el Aranjuez de 1797(I)

Nicolás de la Cruz y Bahamonde, 1er. Conde de Maule, nació en Talca (Chile) en el año 1757. Ocupó los cargos de Teniente de Milicias Urbanas de esa población, agregado al Regimiento de Húsares de la Frontera, capitán de las Milicias de Chillán y Caballero de la Real y Distinguida Orden de Carlos III. En unión de su hermano, erigió un hospital en su ciudad natal, aprobado por cedula de 8 de julio de 1803, asignandole el monarca noveno y medio del diezmo de la provincia. Fijó su domicilio, desde muy joven, en al ciudad de Cádiz. Poseedor de una considerable fortuna viaje por varias naciones de Europa. Entre sus obras literarias destacan la versión castellanizada del Saggio della Storia Civile del Chili ( historia civil de Chile), libro escrito por Juan Ignacio de Molina, y la extensa crónica titulada Viage a España, Francia e Italia, entre 1806 y 1813. Murió en Cádiz en el año 1826. Así vió nuestra ciudad en la visita que realizó en Octubre de 1797 y así la plasmó en su libro " Viage á Aranjuez y descripcion de este real sitio": "Apenas se sale de Madrid se ven á la derecha los quatro lugares Caravanchel alto y baxo, Leganés y Villaverde. A tres leguas escasas sobre el camino el pequeño pueblo de Pinto. A valdemoros de mas población una; y á Aranjuez tres. Luego que se desciende de la colina ó cuesta de la reina se entra en las hermosas carreras de arboles que por espacio de 1 ½ legua llegan hasta el palacio de este real sitio. Una legua distante de él se pasa un gran puente de piedra sobre el Tajo. La fachada principal del palacio cae a poniente. El primer cuerpo es dorico y el segundo jonico con el escudo en el frontón superior, y encima de este tres reyes: tiene dos inscripciones es las quales se dice que Felipe II lo instituyó y que Fernando VII lo concluyó. Juan de Herrera parece que fue el que dio los diseños. Los dos angulos de los lados guardan el mismo orden dorico; los edificó Carlos III segun se indica en otras dos inscripciones que hai en ellos. La escalera comienza con siete ingresos los quales se reunen en uno y luego se dividen en dos tramos que son los que proporcionan la subida al apartamento principal.En el cuerpo de guardia lo mas notable son los dos mapas topograficos, el uno es de Aranjuez y el otro de Napoles. En la pieza de cubiertos se observan las cacerias del Nani y fruteros de Menendez, firmados muchos de ellos en 1771.En las demas piezas se ven multitud de pinturas.No quisiera equivocarme en indicar autores. Me encuentro en este momento sin la lista de los quadros, y sin tener con quien consultar, pues es una vista ligera. Con todo dire algo para que se vea la riqueza que contiene el palacio en este genero. La sala de paso tiene un cuadro con perros &. La antecamara esta adornada de paises. En el cenador del Rei hai un cuadro de la degollación del Bautista con multitud de figuras; quatro cuadros grandes apaisados, porcion de retratos y varias vistas de arquitectura, trabajados por habiles profesores. Tambien es de merito el cuadro de la caridad romana. En la sala de gentiles hombres la conversión de San Mateo parece de Velazquez. En la sexta sala hai tres cuadros, uno que representa Jacob acostado, otro S. Pedro y otro Susana huyendo de los viejos, excelentes. El gabinete de china contiene las paredes y techo vestido de diferentes labores y figuras con diversos colores en relieve de loza trabajada en el Retiro, y siete bellos espejos. Las vistas del Palacio son excelentes al parterre del jardin y á la cascada que se descubren por esta parte. El dormitorio de Rei tiene un cuadro de dos niños con cordero, estilo Murillo; otros dos, el uno representa a S. Juan con el cordero y el otro al niño tambien con el cordero; una Magdalena y otro cuadro con la Virgen, el niño y otras figuras, de Mengz; hai otra buena Magdalena de bastante merito y otro quadro largo con un hombre atado. En la sala grande que sigue al dormitorio, la Magdalena y el S. Geronimo son dos buenos cuadros. Ademas se observan dos grandes cuadros con batallas, apaisados; otro tambien apaisado de muchas figuras jugando á los naipes; algunos apostoles y varios paises bien ejecutados. La segunda sala esta adornada de papel á la chinesca. En la tercera se observa un cuadro de Sta. Ana con la niña, de Murillo; la Virgen, el niño y S. Juan parece de Mengz. La quarta sala forma un gabinete de espejos de la reina. En la sala de comer se observa la historia de José en cuadros grandes: hai uno firmado C.G. ( Corrado Giacuinto) que imita el estilo de Jordan. La sala de la siesta tiene varios cuadros de aves, y ademas esta adornada con las vistas de las ceremonias, usos y costumbres de los turcos. En la sala inmediata á la antecedente se ven seis cuadros grandes apaisados traidos de la Granja en los quales se representa la parabola del hijo prodigo. Un retrato con violin; otro con un papel doblado y un cuadro con gallinas y un satiro &c. La sala de trucos contiene cinco cuadros grandes de campamentos en Breda y otras piezas, uno de ellos firmado por Snayer en 1653. Hai cuadros mui bellos cada uno con el retrato de un niño, otro tiene cubierta carmesí y el otro cubierta blanca bordada, ambos de Mengz. El oratorio del rei tiene las paredes y la boveda pintada al fresco con Bayeu. La Concepcion que esta en el altar es de Maella. En la capilla baxa la Anunciacion del retablo mayor es de Ticiano;la Concepcion de Maella y el S. Antonio de Corrado Giacuinto. Las bovedas con los evangelistas al fresco, de Bayeu. En suma los cuadros pasan de quinientos, y muchos nos han parecido de excelentes autores. Ponz en el tomo XVI pag. 4 dice que se trasladaron del Escorial á este sitio mas de cuatrocientos, entre ellos originales de Guido Rheni, de Güercino, de Ribera, de Vandik, de Rubens, de Ticiano, de Lanfranco, de Pousin, de Giorgione, de Castiglione, de Jordan, de Vacaro, de Marta, de Romanelli, de Solimena, paises y vistas de Wovermans, de Peternef y Claudio de Lorena. Habiendo observado unos doce huecos entre los cuadros, pregunté si los estaban limpiando ó mudando y me respondieron que el rei se los habia regalado al principe de la Paz. Que bondad! El palacio contiene un patio. En el frente que hace al jardin se observa en su nicho una estatua de Felipe IV de mármol, tamaño natural, de algún merito y dos medallas de marmol que representan en relieve al Emperador Carlos V y su esposa. Son dos raros por su ropajes los dos bustos de Leonora y la infanta Margarita. Los edificios de oficio estan inmediatos á palacio: son mui espaciosos con grandes patios. "
ULTREIA ET SUSEIA

domingo, 16 de agosto de 2009

" ..y Aranjuez existe" ... Cecilio Fernández Bustos

" Y Aranjuez existe, porque existe el mundo". Las hemerotecas, la memoria y el recuerdo guardan esta memorable frase del que por entonces era Concejal y Portavoz del último Equipo de Gobierno Socialista del Alcalde Eduardo García, en un pleno sobre el Estado del Municipio, celebrado en la Sala de Lectura del Centro Cultural. Concejal del Ayuntamiento de Aranjuez, una más de las etapas vividas de un hombre al que he seguido en la distacia corta. Hablar de él sería largo y prolijo. Yo sólo puedo decir de él, que como persona es un lujo; erudito, gran conversador, una mente lúcida; es de esas personas a las que una vez conocidas, es un orgullo poder llamarles amigos. Hombre progresista en todos los conceptos, amante empedernido de la prosa y de la poesía. Lector y escritor.Y pintor, aunque ésto me da que hace mucho que no lo practica. Director Fundador de la Universidad Popular de Aranjuez , Director del Aula de Poesía de Aranjuez.......y blogero. Ayer tarde viajando en los mundos del ciberespacio, agradablemente, aparece en mi pantalla : "..... un cielo vivo, todo luz, y de los ojos que contemplan hechizados se cuelgan y mecen los verde tilos. Estos abrazan, tiernamente, la magnífica y ancha plaza. Fachada de San Antonio, contraluz azul de la mañana; arcos y más arcos formados por la pulida y alba piedra de Colmenar; Casa de Oficios, Casa de Caballeros, Casa de Infantes; Jardín de Isabel II, frondoso y recoleto espacio donde buscábamos la sombra en los cálidos días del verano. Al norte, mirando hacia Madrid, la melódica sonrisa verde del Parterre y sus magnolios. Y hete ahí, en el centro, exacta en su blancura, la fuente que, al nombrarla, dará a la Plaza uno de sus varios nombres: Plaza de la Mariblanca." Un párrafo de una maravillosa descripción de la Plazuela, de la Plaza de la Mariblanca realizada por Cecilio Fernández. Lógicamente una vez realizado este descubrimiento, era necesario entrar en su blog, perderse tranquila y placidamente en él. Muy recomendable. Haced, si así os viene bien, efectiva esta recomendación. Aquí os dejo el enlace con su artículo sobre la Plaza de la Mariblanca; espero que lo degusteis y disfruteis como yo lo hice. Y a tí Cecilio, si algún día ves esta humilde reseña, muchas gracias por todo lo que aportas y has aportado y aún te queda por aportar a nuestro pueblo.

"Para que escribe uno
si no es para juntar sus pedazos"
(E. Galdeano)

sábado, 15 de agosto de 2009

La Revista "El Instructor" y el Aranjuez de 1837 (y III)

Y así finaliza la descripción que de Aranjuez se hace en la revista " El Instructor": Ya es tiempo que entremos en el palacio de Aranjuez, y nos detendremos solo para repetir á su vista los versos de Lupercio de Argensola. Alzase al lado del jardin florido / Con cuatro hermosas frentes una casa /Que nunca el sol su semejante ha herido; / Del alto chapitel hasta la basa,/Ninguna imperfeccion hallar se puede, / Si el gran Vitrubio vuelve y la compasa. Este palacio del tiempo de Argensola, recibió mucha mayor estension en el reinado de Carlos III, porque considerado pequeño para toda la familia real, mandó aquel rey añadirle dos alas prolongadas desde las esquinas de la fachada principal acia poniente ; y habiendose edificado al mismo tiempo los dos cuarteles de guardias Españolas y Walonas, á los dos lados de una hermosa calle de árboles, forman la entrada mas magnifica que se pudiera idear. Los aposentos del palacio de Aranjuez, aunque hermosos y adornados de bellos cuadros, no tienen sin embargo la magnificencia del palacio de Madrid, ni de la Granja, ni del Escorial; siendo lo mas recomendable en Aranjuez la estension y amenidad del delicioso valle. Sin embargo, la escultura y dorado de las habitaciones estan distribuidas con muchisimo gusto. La capilla del palacio es obra moderna y del mas esquisito estilo. Entre los varios aposentos del palacio, hay una sala, que es donde se viste el rey, la cual está adornada con el mayor esplendor y gusto. Los cuadros son todos del célebre Mengs, y han merecido el aplauso general de cuantos los han visto. Hay en Aranjuez un hospital nuevamente erijido, de bella arquitectura y con la mayor comodidad; y al fin de la mejor calle de árboles que corre del palacio al Tajo, se ha hecho un magnifico puente de piedra sobre este rio. A principios de este siglo habia en Aranjuez un bello teatro para representar tragedias y comedias Españolas, y óperas Italianas. Habia igualmente plaza de toros, hecha de madera al modo de la de Madrid. De Aranjuez diremos en compendio, que es un pueblo el mas agradable para vivir una persona independiente, y á donde puede gozar todos los divertimientos de la campaña, la caza, la pesca, el paseo. No se dará pueblo que presente una escena mas variada ni mas agradable. El contemplativo puede vagar con un libro en la mano por los mas deliciosos prados; otros pueden correr á caballo ó en sus coches por las alamedas que se pierden de vista; otros tienen dos rios inmediatos á donde fijar su atencion para cojer peces; mientras que otros se pueden pasear por entre venados, jabalies, guanacos, y variedad de animales estraños, todos mansos, porque Alli redes y engaños se prohiben, / Y asi discurren sin temor las fieras, / Y á los hombres pacificas reciben. Camellos, caballos, mulas y asnos suelen pasar en sucesion con sus cargas ; mientras que mirando al campo de labor se puede ver al búfalo, al buey, ó vaca arando. Tal era la vista de Aranjuez hasta 1808 ; cual sea ahora no podemos decir, pero como ni el clima, ni la frondosidad de los árboles, la calidad de las frutas, ni la hermosura de las flores sufren con las revoluciones politicas. Aranjuez será siempre una residencia deliciosa al hombre sosegado.
ULTREIA ET SUSEIA

miércoles, 12 de agosto de 2009

La Revista "El Instructor" y el Aranjuez de 1837 (II)

De esta manera continuaba la descripción de Aranjuez en la revista "El Instructor":
" En cuanto á jardines, el mas estraordinario, y sin igual en opinion de muchos, es el de la isla: los céspedes, bosquecitos y cuadros de flores, en tanta variacion de formas y rica abundancia de flores, que no pudiera Flora hallar una academia donde enseñar, ni un museo vivo donde mostrarla riqueza del departamento sobre que preside: El fresco suelo está de varias flores / Blancas, rojas, azules esmaltado, / Que espiran mil suavisimos olores, / Y ofrecen dulce asiento, y blando estrado: / Nunca paño Turqués con mil colores / De artifices industriosos variado, / Por mas que en él su ingenio levantase, / Se vio que á tal belleza igualase. Muchas son las fuentes y estatuas que adornan á Aranjuez, y aunque no son iguales á las del Prado de Madrid, hay sin embargo algunas que no debemos pasar en silencio. Junto á la cascada que forma el Tajo, hay dos estatuas de bronce á las que el vulgo llama Adan y Eva, y los poetas Antinoo y Venus. Son del tamaño natural, y fueron sin duda vaciadas por copias antiguas, segun sus formas y actitudes. Cerca de estas estatuas está la mayor fuente de Aranjuez con muchas figuras de marmol al rededor de los pilones, y sobre la taza del medio, se ve la de Hércules luchando con la hidra. La fuente de los Delfines, aunque menor, tiene mas mérito. Le han dado este nombre por los ocho niños agrupados graciosamente con delfines que hay en los ángulos del pilon. Sobre la taza hay una buena estatua de Apolo. Lo mejor de esta fuente son los bajos relieves de las hazañas de Hércules en las fachadas del pilon, que alternan con las armas reales. En medio de la fuente de La Espina ó de Las Harpias posa un pedestal con una coluna encima que mantiene la taza; y sobre esta hay una estatua de bronce de un muchacho sentado, sacandose una espina del pie, copia de una de las mejores estatuas de la antigüedad, cuyo grabado y descripcion dimos en nuestro Tomo II, página 177. El pilon es cuadrado, y en cada ángulo hay una harpia sobre capitel corintio, todo trabajado con mucha delicadeza. La fuente llamada de Don Juan de Austria tiene sobre la taza una estatua, al parecer, de Venus, vaciada en bronce, y en el pedestal hay varios niños muy bien trabajados. La fuente de Baco consiste en una estatua de bronce de esta deidad, muy diverso de como por lo regular le representan los antiguos, esto es, gallardo y gentil; el Baco de Aranjuez está representado tan monstruosamente gordo, como si tuviera dentro todo el contenido del tonel sobre que está horcajado. Sin embargo, su forma es buena, y está hecho con cuidado, asi como los demas adornos de la fuente. La fuente de Neptuno es soberbia: tiene siete grupos de mediano tamaño, ejecutados en bronce, de cuya materia son los pedestales : están puestos alrededor de la misma taza, y uno encima de ella. Este representa á Neptuno sobre carro en figura de concha, armado con tridente, y tirado por tritones, cuyo grupo se ve repetido en uno de los seis pedestales; como tambien el de Ceres sobre su carro tirado por leones. Lo mismo sucede con el grupo de Juno, representada en acto de arrojar rayos á los gigantes; de modo que estos seis grupos no son sino tres duplicados. El séptimo es único, y figura á Jupiter arrojando tambien rayos á los gigantes. Todas estas esculturas fueron hechas en el reinado de Felipe III, como nos informa la inscripcion que hay en el pedestal de la fuente. La última fuente que mencionaremos será la de los Tritones, llamada asi por haber tres dentro del pilon sobre una grada. Cada Triton tiene un canastillo en el hombro de diversas labores, y un escudo en la mano. Sobre el pedestal en el medio se levanta una coluna, con tres figuras al rededor, como de cinco palmos de alto, representando ninfas, gentilmente vestidas, entre las cuales hay mascarones y otros ornatos. Encima de la taza hay otra mas pequeña, y entremedias dos figuras de doncellas, ó genios con alas, bellamente vestidas, que agrupan con dos colunas á que estan asidas, y vienen á unirse con sus capiteles, adornados de mascarones y otras cosas. Una especie de guirnalda de flores, frutas, hojas de laurel entretejidas, y compuestas con ciertos colgantes de frutas, forman un objeto gustoso y divertido. Toda esta fuente es de rico marmol blanco, y tiene siete varas de alto. Una inscripcion en la basa nos informa que fue mandada hacer por Felipe IV. Se dice que es obra de Alonso Berruguete, en el reinado de Carlos V. Sobre estas figuras hay una taza con bajos relieves en su reverso, que representan sirenas cogiendo de las agallas algunos delfines, y todo ejecutado con mucha gracia."
ULTREIA ET SUSEIA
Fotos: http://www.aranjuez-webfotos-juanin.com/thumbnails.php?album=12

martes, 11 de agosto de 2009

La Revista "El Instructor" y el Aranjuez de 1837 (I)

Entre 1834 y 1845 se imprimió en Londres una publicación de la editorial londinense Ackermann and Co., denominada "El Instructor, o Repertorio de Historia, Bellas Letras y Artes". Era una edición en pequeño tamaño y de entregas mensuales de unas 32 páginas ilustradas con grabados en acero y con portadas decoradas.El Instructor no era traducción de una publicación revista original inglesa, sino que la editorial lo elaboró especialmente para todo el mundo de habla hispana. Así se describia Aranjuez en su número 43 del mes de Julio de 1837:
LAS DELICIAS DE ARANJUEZ "La estraordinaria lozania y frondosidad de los jardines, huertas y paseos de Aranjuez ha sido objeto de admiracion desde los reinados de Carlos V y de sus sucesores los Felipes; pero aquella hermosura estaba limitada al palacio, continuando el pueblo, por cerca de dos siglos, un conjunto desordenado de casas mal situadas y peor construidas, interpoladas con miserables chozas de barro. Tal era el pueblo de Aranjuez hasta que el ministro Grimaldi fue enviado á Holanda por Carlos III, y á su vuelta persuadió al rey fundar en el centro de Castilla y parte elevada de la Peninsula, un retiro sobre el plan, pero superior en estilo y riqueza á la Hague en las llanuras de Holanda. El pueblo de Aranjuez dista siete leguas de Madrid : las seis leguas primeras tienen uno de los mas hermosos caminos de Europa, y la última forma el delicioso ralle de Aranjuez por donde corre el rio Tajo para unirse con el Jarama. Demolida toda la poblacion antigua, y allanado el terreno, se trazaron nuevas plazas y calles anchas, rectas y en simetria, donde asi el rey Carlos III como muchisimos particulares edificaron casas capaces de contener con toda comodidad 20,000 habitantes. La grandeza de todo este sitio Real en tiempo de Carlos III y Carlos IV, fue diseñada por el ingeniero Aguirre en diez y seis pliegos, y ocho mas de vistas, dando el mudo grabado mejor idea que la mas prolija descripcion. Nosotros seguiremos aqui, aunque en compendio, la larga relacion que hizo Ponz en su Viage de España, á fines del siglo pasado, entremezclando las observaciones de M. Bourgoing en su Cuadro de la España Moderna. Debemos observar, que el estado de Aranjuez aqui referido era en el que se hallaba antes de la invasion Francesa en 1808, y que ha sufrido alguna decadencia desde aquella fatal época, no solo á causa de la grande guerra peninsular, no solo por las guerras civiles, y revoluciones causadas durante el desacertado reinado de Fernando VII, y hasta despues de su muerte, mas por haber sido La Granja el palacio de campo mas frecuentado por aquel monarca y la actual Reyna Cristina. La frondosidad del sitio de Aranjuez no es de aquellas tristes y silenciosas, que suelen infundir melancolia. A cada paso se encuentra variedad,en todas hay vida, en todas se ríe la naturaleza, porque todas estan llenas de criaturas vivientes, y al parecer felices. En los árboles, un infinito número de pájaros que encantan con su armonia ; en el suelo, grandes rebaños de gamos tan domesticados, que casi toman de la mano del hombre el regalo que les ofrecen; á otra parte se ve un soto cubierto con piaras de yeguas para cria de los mas bellos caballos de silla que pueden hallarse en Europa; mientras que en otros hay yeguas de razas Napolitana, Flamenca, Normanda y Suiza para caballos de coche. A otra parte hay grandes vacadas de varios colores originarias de las provincias de España y paises estrangeros; hay tambien camellos para carga, y búfalos para el arado, porque en Aranjuez se cultiva la tierra á la usanza, no solo de las varias provincias del reino, mas tambien de lugares estraños. Toda esta variedad se ve en un vasto campo llamado la Vega del Colmenar. El pueblo de Aranjuez está separado del palacio por una plaza muy espaciosa adornada con una fuente. Del fin de la calle principal del pueblo, se abre á los dos lados un pórtico, cubierto casi enteramente, y estendiendose hasta unirse con las alas del palacio. Llegando al pueblo por el camino .de Madrid se encuentra una vasta plaza circular, llamada Plaza de las doce Calles, por partir de ella doce grandes y hermosas alamedas. Uno de estos paseos conduce al lugar conocido por el nombre de Las Huertas, donde se encuentra un número y variedad de árboles frutales sin igual en otra parte alguna, dando testimonio de la estremada fecundidad del suelo y de la escelencia del clima. Pero la arboleda mas celebrada es la llamada Calle de la Reina, y que se estiende por mas de media legua, hasta llegar al rio Tajo. Segun el tamaño enorme de algunos árboles, Aranjuez fue plantado antes que los reyes resolviesen formar alli un retiro; y si la rectitud de esta arboleda, asi como las demas, no testificase que se plantó con diseño, creeriamos que no era obra del arte, sino de la naturaleza. Tan copiosa como es aquella variedad de árboles no necesitan para su conservacion la mano del jardinero, porque por si mismo se reproducen. Al lado de un árbol que parece llegar á las nubes, nace otro de su misma ó diversa especie; viendose en todas las calles interpolados los jóvenes con los que cuentan muchos siglos, los gigantes con los enanos. Nunca se les poda artificiosamente, ni se les obliga á tomar otra figura, que la que les da la naturaleza; y este es el motivo porque no canse jamas la vista las arboledas de Aranjuez, y que parezcan siempre nuevas y deliciosos, por lo que dijo el poeta Tapia, en el reina do de Felipe II: Alli están muchos árboles sombrosos, / De quien pudiera Alcides coronarse: / Gran copia de laureles tan hermosos, / Que en ellos podria Febo transformarse: / Los sauces, los cipreses, los ramosos /Fresnos apenas dejarán contarse: / Las parras van los álamos trepando, / Y á las sequaces yedras provocando. "
ULTREIA ET SUSEIA
foto :http://www.aranjuez-webfotos-juanin.com/index.php?cat=0

sábado, 8 de agosto de 2009

Francisco P. de Mellado y el Aranjuez de 1846 (y II)

Y Francisco de Paula continua su relato:
"Hacer una detallada descripcion de cuantas preciosidades encierran los diferentes edificios y jardines de este real sitio, además de ser sumamente difusa, seria impropia de nuestro objeto. No puede sin embargo dejar de indicarse cuan dignos son de ser vistos y examinados con detenida meditacion los dos preciosos jardines, llamados del Príncipe y de la Isla, formado este al lado del palacio por el Tajo y una acequia, reuniendo dentro de si además del cultivo de diferentes arbustos y flores aromáticas, una inmensidad de calles de árboles de prodigiosa corpulencia y elevacion, y multitud de fuentes y estatuas; lo que unido al canto de los inumerables ruiseñores y otras aves, al ruido de la gran cascada, y á la deliciosa sombra de las arboledas que hacen impenetrables los rayos del sol durante las horas del mas riguroso calor, transportan el ánimo, lo embelesan y producen una agradable melancolía, de que se siente salir cuando se hace preciso abandonar un parage encantador. No menos hermoso y variado el del Príncipe, cuya circunferencia asciende á 6.905 vara, poblado todo él de multitud de árboles y arbustos de Asia y de América. Este jardin, dividido en cuatro grandes departamentos, se halla situado entre la referida calle de la Reina y el rio Tajo, del cual lo defiende un fuerte dique de canteria: y por la otra parte de tierra esta cercado de verjas de madera sobre zócalos de fábrica y piedra blanca, sostenidos por pilares de ladrillo con remates de piedra de silleria. En él se ha procurado imitar los jardines ingleses, franceses, etc, y cultivar toda especie de frutas, produciéndolas muy exquisitas. Tiene estanques, islas, fuentes, y todo cuanto puede hacer bella y agradable una mansion de recreo. Dentro de este jardin se halla la tan justamente nombrad Casa del Labrador, que de esta clase ha pasado á ser un magnifico palacio, en el que se vé reunido lo mas elegante, lo mas rico y variado que han producido los ingenios españoles, pues cuanto en él se admira es nacional. Tan agradable como la mansion en este real sitio durante los meses de abril y mayo, es molesta en lo restante del verano por el extraordinario calor que se esperimenta y el polvo salitroso que se eleva al menor soplo. Pertenece a la diócesis de Toledo y al partido judicial de Chinchon de donde dista una legua. Consta de 1.045 vecinos y 4.340 habitantes. Tiene admnistraciones de rentas, loterias, correos, dos parroquias, un hospicio, un hospital, un teatro, plaza de toros, varias fondas y posadas, dos cafés, casa de postas, parada de diligencias, muchas y hermosas casas, en las que pueden alojarse cómodamente mas de 20.000 personas, que solian reunirse en tiempo de jornadas: carece de aguas potables y de buena calidad. Hubo un convento de frailes. En la quinta de 1.844 entraron 172 jovenes de 18 a 24 años. Pagó de contribución 372.459 reales y cosecha al año comun 16.000 fanegas de granos y legumbres y 5.000 arrobas de vino, que con algun aceite y frutos menores aportan 623.800 reales. Hay varios talleres de diferentes oficios, telares para lienzos y algun comercio"
ULTREIA ET SUSEIA

viernes, 7 de agosto de 2009

Francisco P. de Mellado y el Aranjuez de 1846 (I)

Francisco de Paula Mellado fue un enigmático personaje de biografía desconocida (se supone que nació en Madrid a principios del siglo XIX) que entre los años 1840 y 1870 desempeñó un importantísimo papel como escritor y editor de periódicos y de libros en la España del Romanticismo. Fue el editor de la Enciclopedia moderna. Diccionario universal de literatura, ciencia, arte, agricultura, industria y comercio, publicada en Madrid entre 1851 y 1855 que constituye la primera gran enciclopedia en lengua castellana, siguiendo el modelo de la Enciclopedia de Diderot. Otro destacado proyecto editorial que llevó a cabo Francisco de Paula Mellado es la Biblioteca Popular Económica, en la que se publicaron, entre 1844 y 1863, 47 obras que incluían clásicos españoles y la traducción de los más famosos novelistas europeos de su tiempo. También editó España geográfica, histórica, estadística y pintoresca en 1845, en la que se hace un recorrido por las provincias españolas y las posesiones de Ultramar. Asimismo, fue editor y director de diez periódicos. En mayo de 1846 Mellado emprende el recorrido que recogería posteriormente en el libro Recuerdos de un viaje por España.
Así nos describe Aranjuez: "Villa y real sitio situado á siete leguas de Madrid, en terreno llano, y perfectamente ventilado á la márgen izquierda del Tajo. Perteneció este real sitio en sus principios á la órden de caballeros de Santiago, de cuyos Maestres era posesion de recreo. Felipe II que fué el primer monarca que lo paseyó, dió principio á su gran palacio bajo la dirección del célebre arquitecto Juan de Herrera, cuya obra prosiguieron despues Felipe V, Fernando VI y Carlos III, que fué quien lo concluyó: tiene magnificos cuadros y techos pintados al fresco por los mejores profesores. Todos estos reyes contribuyeron á la formacion y hermosura de los preciosos jardines y fuentes que lo embellecen, pero el que particularmente lo engrandeció y adornó más fué el señor don Carlos IV, que gustaba mucho de hacer mansion en él, al fin de cuyo reinado y al principio del de su sucesor Fernando VII, asi la poblacion como los jardines sufrieron una devastacion horrososa y vandálica con motivo de la guerra de la independencia, para cuya reparacion en una pequeña parte, se han invertido posteriormente crecidas sumas. De los cuatro sitios reales que poseen los reyes en España para su recreo en las diversas estaciones del año, atrae este muy particularmente la atencion para residir en él durante la primavera, por la benignidad del clima y su deliciosa y pintoresca situación. Desde que se descubre el estenso y frondoso valle en que se halla situado y que fertilizan los rios Tajo y Jarama, no puede por menos de concebirse una ventajosísima idea de él, con particularidad cuando yendo desde Madrid, se observa la hermosa perspectiva que presenta la cuesta de la Reina, entrando luego en la llamada calle larga, cubierta de arboles por una y otra parte, para llegar a la grande y hermosa plaza de San Antonio, dejando a la derecha el palacio con su hermoso parterre y cascada, y á la izquierda la frondosa calle de la Reina y el nuevo jardin de Isabel II."

jueves, 6 de agosto de 2009

Hussein de Jordania en Aranjuez 1955

En junio de 1955, el joven rey Hussein de Jordania visita España. Seis años antes, su abuelo Abdullah era el primer Jefe de Estado que visitaba nuestro país desde mucho antes de la Guerra Civil. En diciembre de ese mismo año España entra en la ONU. Eran los resultados de una política aperturista del régimen hacia occidente por un lado y hacía los países árabes por otro. Hussein de Jordania visitó nuestro país entre el 6 y 11 de junio. Además de los actos protocolarios de Estado programados, figuran la visita al Museo del Prado, una corrida de toros en la Plaza de las Ventas , la visita a Toledo el día 8 de Junio, que concluyó con una comida en Aranjuez. La crónica del periódico La Vanguardía, nos dice que llegaron a este Real Sitio a las dos de la tarde, con sus respectivos séquitos; destaca la presencia del Almirante Carrero Blanco. Trás la “aclamación” popular de rigor , almorzaron en la Casita del Labrador, para posteriormente visitar el Jardín del Príncipe y las instalaciones del Servicio Nacional de Pesca ( ¿ os acordais de la piscifactoría, junto a los chinescos ?) y la Escuela de la Sección Femenina.....
ULTREIA ET SUSEIA

miércoles, 5 de agosto de 2009

200 años de la Acción de Aranjuez

Entre el 5 y el 8 de Agosto se cumplen doscientos años de la denominada Acción o Batalla de Aranjuez. Una fuerza militar al mando del General Pedro Agustín Girón, Marqués de las Amarillas y Primer Duque de Ahumada) impidió el cruce por las fuezas francesas del Río Tajo a su paso por Aranjuez.
A este militar, en el año 1844, el gobierno presidido por Luis González Bravo, se le enconmendó la organización del primer cuerpo de seguridad pública que pretende implantarse en España a nivel nacional: la Guardia Civil. Hora es de recordar aquella acción, que no deja de ser historia y memoria de nuestra ciudad, asi como a los hombres que la hiceron posible y a los que allí dejaron su vida por España frente al invasor francés.
ULTREIA ET SUSEIA

jueves, 30 de abril de 2009

J.F. Bourgoing y el Aranjuez de 1779 (y V)

Y Bourgoing termina asi su descripción de Aranjuez: "De algunos años acá, el rey ha renunciado a semejante recreo y ha adoptado, para la estancia en Aranjuez, otros más de su gusto. Una de sus predilecciones consiste en hacer disparos de artillería en la «Huerta de Valencia», turbando con su estrépito la calma de estos parajes encantadores con más frecuencia de la que desearía el bello sexo y las personas delicadas. Pero lo que más placer le proporciona es el cuidado de su jardín, ahora limitado en parte, por el Tajo. Se ha excavado una especie de estanque sobre el cual se eleva un kiosco, un templete griego, un montón de pedruscos o, si se quiere, una roca coronada por un Apolo de mármol. Cerca de allí hay una barca al estilo chino, preparada para surcar las aguas de este lago artificial; donoso conjunto de objetos heterogéneos que a pesar de los adornos ofrecen apariencias bastante mezquinas. Pero la naturaleza ha puesto tanto de su parte al prodigarse en flores y plantas exóticas, junto a las cuales se alzan bellos y extraños árboles extranjeros, y extensas avenidas de sauces llorones que ofrecen grata sombra a pesar de estar en una superficie completamente plana, este jardín constituye, sin duda, uno de los paseos más agradables de Europa. Le debo este elogio en pago de las deliciosas horas que pasé vagando entre sus dédalos de flores y verdor; y rodeado por las riquezas vegetales de dos mundos, gocé la más apacible distracción en los afanes de mis ocupaciones. El palacio y los demás edificios de Aranjuez son agradables de forma, pero carecen de magnificencia. Durante el reinado de Carlos III las habitaciones de los reyes no contenían muchos cuadros de precio, pero recientemente se han enriquecido con los despojos del real sitio de San Ildefonso y ahora contienen más de cuatrocientos cuadros, entre los cuales hay algunos del Guido, del Guerchino, Lanfranc, Poussin, etcétera. La capilla del castillo es nueva y de buen estilo: la escultura y los dorados están distribuidos con gusto y sin excesiva profusión y algunos cuadros de Mengs contribuyen grandemente a su ornato. Hay, además, tres iglesias en el real sitio de Aranjuez. La más reciente es la de un convento de franciscanos llamado de San Pascual, fundado por el confesor de Carlos III, en la parte más elevada del real sitio. En las paredes del atrio puede leerse unas estancias piadosas escritas en el más enrevesado de los estilos. Enfrente de esta iglesia hay un hospital real perfectamente situado y digno de mención por los auxilios de todas clases que enél reciben los enfermos, que abundan en estos parajes deliciosos. Mientras que la temperatura es moderada todo es encanto para los sentidos y se saborea el placer de vivir. Pero cuando se acerca la canícula, el aire dormido en el valle se impregna de las exhalaciones de un río cenagoso y lento y de los vapores nítricos que el sol arranca de las colinas que flanquean el Tajo; y este valle de Tempé se convierte en un paraje dañino para la salud. Entonces lo abandonan. Lo abandonan y van a buscar una atmósfera más sana en las aldeas circundantes, sobre todo en la villa de Ocaña. Aranjuez, donde en mayo y primera quincena de junio se daban cita todos los que buscan salud y distracciones y cuya población se eleva a unas diez mil almas, se convierte en una especie de desierto al que no permanecen más que aquéllos a quienes retiene allí su profesión o su pobreza. Antiguamente, el rey no se trasladaba a Aranjuez hasta pasada la Pascua de Resurrección, y allí permanecía hasta fines de junio. La nueva corte, que prefiere Aranjuez a los demás sitios, se establece allí desde los primeros días de enero. Aranjuez está situado en la carretera de Madrid a Cádiz."
ULTREIA ET SUSEIA

miércoles, 29 de abril de 2009

J.F. Bourgoing y el Aranjuez de 1779 ( IV )

Continua Bourgoing : "En Aranjuez se encuentra gran facilidad para todos los placeres campestres: la caza, la pesca, el paseo. En ningún sitio es éste tan variado, tan cómodo ni tan agradable, bien sea con un libro en la mano por sus florestas o recorriendo a caballo o en carruaje sus avenidas que se extienden hasta perderse de vista. Antiguamente, vagaban por las calles los gamos e incluso los jabalíes, tan mansos que podía suponérseles animales domésticos. Los búfalos que se han traído de Nápoles sirven de bestias de carga. He visto algunos pares de camellos contribuir con su paciencia y sus robustos lomos a los trabajos públicos, pero no pudieron resistir a la influencia de un clima impropio para ellos. En la misma época se veía pacer y saltar en un prado contiguo a la carretera principal dos cebras y dos guanacos, como si estuvieran en su país natal; mientras un elefante paseaba tranquilamente su mole abriéndose paso a través de los curiosos que atraía su presencia. Así es como los soberanos deberían exponer al aire libre a todas las miradas esos animales de países extranjeros que aprisionan en sus colecciones zoológicas. Las magníficas prisiones, obras maestras de crueldad más aún que de lujo, manifiestan la tiranía del hombre sin acreditar su poder. Por lo menos, a los reyes de España no se les puede reprochar esa condición. Una de las cosas que más contribuyen a la belleza de Aranjuez son los caballos, que pueden desarrollar allí toda la gracia de sus movimientos y su velocidad. El rey conduce por sí mismo los espléndidos troncos que sus yeguadas le proporcionan. Antiguamente, la calle de la Reina era la palestra en que los caballos competían en velocidad y se repartían la predilección de los cortesanos, que demostraban con apuestas su interés por el triunfo de sus favoritos. El rey actual, cuando aún era príncipe de Asturias, substituyó estas carreras por un espectáculo llamado «las parejas». Formaba un escuadrón de doce filas de cuatro en fondo. Dirigían las cuatro columnas él, sus dos hermanos y uno de los personajes más des¬tacados de la corte; y ostentaba cada una de su color peculiar. Los cuarenta y ocho jinetes iban vestidos, de pies a cabeza, con el verdadero traje español. Este atavío tan favorecedor daba al conjunto un aspecto militar y antiguo que parecía reflejar la época de sus ascendientes. Con el interés que inspira la imagen de las cosas que fueron, se les veía llegar en columna a uno de los grandes patios del castillo, al compás de trompetas y timbales, precedidos por vistosos heraldos y caballos de mano ricamente enjaezados; romper las filas, separarse, aproximarse de nuevo, ya siguiendo el contorno del palenque, ya cruzándolo en diagonal y haciendo gracioso alarde de sus brillantes monturas. Esta débil y fría imagen de los antiguos torneos recordaba un poco a los espectadores, haciéndoselas añorar, aquellas fiestas en que los antiguos caballeros, bajo las miradas de los reyes y las damas iban impelidos por el doble acicate de la gloria y el amor; fiestas en que la predilección de las beldades que reinaban en sus corazones recompensaban de manera estimable su valor y su destreza. Para que los cortesanos más adictos encontrasen algún atractivo en este baile de centauros, era, preciso, nada menos, que gozasen del honor que significa tomar parte en tales diversiones junto a los hijos del monarca y contribuir a su diversión"
ULTREIA ET SUSEIA.

sábado, 18 de abril de 2009

J.F. Bourgoing y el Aranjuez de 1779 ( III )

Y seguimos caminando por la descripción de Aranjuez que realiza Bourgoing : El rey concede mucha importancia a la prosperidad de la yeguada de Aranjuez; las dificultades que ocasionaron la guerra suspendieron las atenciones de esos establecimientos. Pero acaba de crearse (en 1796) un consejo exclusivamente encargado de la tarea con el título de Junta Suprema de Equitación. La yeguada de Aranjuez cuenta en este momento unas cuatrocientas yeguas y una veintena de sementales: a los que se deben añadir ciento cincuenta yeguas y dieciocho garañones, propiedad del príncipe de la Paz, que siente especial predilección por los caballos. También hay en Aranjuez una cría de mulos, pues no se prescinde por completo de tan útiles animales, nacidos allí de trescientas hermosas yeguas, que ocho asnos sementales cubren.Dejando la yeguada a la izquierda, se entra de nuevo en las grandes avenidas que van a dar a la calle de la Reina. Los árboles a que nos referimos anteriormente no son el único ornato de esta avenida. Bordean su derecha los sotos, donde durante el reinado de Carlos III, brincaban y pacían en completa seguridad las numerosas manadas de gamos a que su sucesor ha declarado la guerra. Pero lo que más contribuye al ornato de la calle de la Reina es el jardín de la Primavera. Este jardín ocupaba en tiempos de Carlos III una extensión de mil pasos a lo largo de uno de los lados de la calle de la Reina. Carlos IV lo ha prolongado a lo largo de esta avenida hasta la orilla del Tajo.
Nada más delicioso que este jardín durante la estación cuyo nombre lleva. Allí brilla en todo su esplendor la fecundidad del valle. Los cultivos utilitarios no son tampoco descuidados. Todas las frutas, todas las flores, todas las legumbres se producen con facilidad. Las arboledas protegen con su sombra acogedora contra el ardor de mediodía. Setos de arbustos olorosos perfuman el aire de la mañana y los embalsamados vapores que exhalan vuelven a sentirse a la puesta del sol para dar mayor encanto a los paseos del anochecer. Hace doce años, todo el terreno que se encuentra entre el recinto del jardín de la Primavera y las orillas del Tajo estaba aún inculto, cubierto de plantas parásitas. El rey actual, cuando aún era príncipe de Asturias, se encargó de convertirlo en una de las zonas más agradables del valle. El césped, las arboledas, los bosquecillos, han suplantado a los árboles inútiles y se han trazado senderos a través de estos nuevos tesoros vegetales. De una primavera a otra se ha visto germinar un extenso jardín, de formas y producciones variadas hasta el infinito.
Se ha conservado un astillero minúsculo, en comunicación con el Tajo mediante un terraplén. Allí se realizan los trabajos de una marina en miniatura que tiene sus ingenieros, sus marineros y sus embarcaciones. Más lejos hay una especie de puerto defendido por una batería proporcionada al tamaño del mismo, bajo cuya protección atracan algunas góndolas
Hasta hay fragatas de elegante apariencia cuyos disparos responden a la artillería del puerto al hacer salvas. El ruido de los cañonazos, las voces de los marineros que se afanan en la maniobra y las banderolas y pabellones que flotan a capricho del viento nos permiten imaginar que asistimos a los juegos de Marte y Neptuno. ¡Felices los hombres si se limitaran a estos simulacros, si la codicia y el desmedido afán de gloria no hubiesen convertido en elementos de destrucción los que, tal vez, la naturaleza nos había dado para recreo!.
ULTREIA ET SUSEIA

miércoles, 15 de abril de 2009

J.F. Bourgoing y el Aranjuez de 1779 ( II )

Sigue contando Bourgoing :"En tiempos de Fernando VI, esta residencia limitábase casi al castillo. En varias casuchas diseminadas por un terreno escabroso, a poca distancia de la regia morada, se aposentaba al personal de la corte y los embajadores. Ya las sustituyen casas uniformes, construidas con elegante sencillez. Dos filas de árboles, cuyos pies riega un servicio de agua corriente, dan sombra a las calles principales. Todas las calles están trazadas a cordel y son anchas, quizá demasiado para la poca altura de los edificios y lo caluroso del clima. El plano que sirvió para la construcción del nuevo pueblo de Aranjuez es obra de Grimaldi, que antes de ser embajador en Francia y pasar de allí al ministerio, había desempeñado una misión diplomática en La Haya, de donde trajo la idea de construir una villa holandesa en el centro de Castilla. El pueblo está separado del palacio por una plaza grande, pero irregular, adornada con una fuente. Carlos III hizo construir un pórtico, casi completamente cubierto, que arranca del extremo de una de las calles principales del pueblo, forma una parte del recinto de esta plaza y va a unirse a las dependencias del palacio No acabaríamos nunca si nos propusiésemos describir todas las bellezas de Aranjuez nos limitaremos a dar una idea de las principales. Viniendo de Madrid, se atraviesa una plaza' redonda, llamada Las Doce Calles, en la que desembocan una docena de paseos, uno de los cuales conduce a la entrada de Las Huertas, vasto vergel en que se puede admirar toda la fecundidad del suelo de Aranjuez. Si se desea ver cultivos más extensos y no menos florecientes, se toma el camino de Toledo y se atraviesa el Campo Flamenco, llamado así, indudablemente, porque recuerda las bellas formas de Flandes. Y, sobre todo, no hay que dejar sin ver el Cortijo, otro vallado, cuyo suelo, cultivado con esmero, colma con creces los deseos del agricultor y los del rey, que ha hecho plantar en él cepas de varios lugares de su reino. Finalmente, la «Huerta de Valencia» ofrece ensayos de cultivos coronados por el éxito y una imagen de la agricultura de Valencia. Además de campos de lino de praderas artificiales y de viñedos, se encuentran allí moreras y una construcción destinada a la industria del gusano de seda. Pero lo más notable y conocido de Aranjuez es la calle de la Reina, que forma, por decirlo así, la espina dorsal de su constitución. Va de levante a poniente por espacio de media legua y termina en un puente de piedra que atraviesa el Tajo. Su prolongación, no menos extensa, termina en otro puente sobre el mismo río, cuyas revueltas sólo podemos imaginar, ya que los setos, árboles y frondas que recubren el valle ocultan su curso a intervalos. Detrás de una de estas espesas cortinas se oculta una cascada que se oye a lo lejos, cuyo estrépito es el único ruido que altera la calma de aquellos lugares solitarios. La cascada tiene por objeto tomar una parte de las aguas del Tajo. El brazo de este río, así desviado de su cauce natural, fluye encajonado en profundo foso y va a regar algunos de los cultivos de Aranjuez y proveer de más cerca las necesidades de sus habitantes. Pero la frondosa vegetación se interrumpe de repente y sólo tenemos ante nosotros las colinas peladas que forman el recinto del valle y que se han ocultado cuidadosamente a la vista para impedir que el marco desluciera el efecto que produce el cuadro. Al pie de las colinas está la yeguada del rey de España, en que la raza de caballos españoles conserva su antigua belleza. El verso de Virgilio «Vento gravidas ex prole putaris» le sirve de lema y parece haber sido hecho para ella" .
ULTREIA ET SUSEIA

lunes, 13 de abril de 2009

J.F. Bourgoing y el Aranjuez de 1779 ( I )

Jean Francois Bourgoing, diplomático y escritor francés, describia así el Aranjuez de 1779, en su libro "Nuevo Viaje a España o descripción del estado actual de esa Monarquía" (por su amplitud lo trascribiremos en varios post) : " El camino de Madrid a Aranjuez es uno de los más hermosos y mejor conservados de Europa. Encontramos primero el puente de Toledo, ancho, largo, macizo, con numerosos adornos de mal gusto en los pretiles. Un poco más lejos vadeamos el Manzanares, tras lo cual volvemos a encontrar la hermosa carretera de Aranjuez, desde la que se divisan algunos olivares. Al cabo de seis leguas de camino llano y recto, descendemos al encantador valle de Aranjuez, no sin cruzar sobre un hermoso puente de piedra, el río Jarama, que discurre a lo largo de los montículos que de Castilla desaparecen. Hemos cambiado de suelo y de clima; avanzamos a la sombra de frondosos árboles, arrullados por las cascadas y el murmullo de los arroyuelos. Los prados se esmaltan de flores, los parterres hacen gala de los más vivos y variados matices. La más floreciente vegetación ostenta por todas partes lozanía y riqueza. Se presiente la proximidad de un río que fecunda y vivifica el paisaje. El Tajo, que entra en el valle por Levante, serpentea por él durante cerca de dos leguas y va a unirse con el Jarama, después de reflejar los más hermosos cultivos. Los embellecimientos de Aranjuez son modernos. El primer monarca español que fijó allí su residencia durante algún tiempo fue Carlos V, que empezó a construir el palacio que hoy habitan sus sucesores. Fernando VI y Carlos III le añadieron un ala a cada uno. Con esta nueva forma resulta más bien una lindísima casa de campo que una mansión regia. El Tajo corre perpendicularmente a su fachada oriental, bordea su parterre y forma casi bajo sus mismas ventanas una cascada, de la que sale un pequeño brazo del río tan próximo a los muros del palacio que permite al rey disfrutar desde su terraza los placeres de la pesca. Este brazo vuelve luego a reunirse al caudal del río, formando así una isla deliciosa, amplio jardín de forma irregular en el que en todo tiempo se encuentra frescor y sombra. Penetrando profundamente en el laberinto de sus paseos se goza el lujo y la calma de la naturaleza, como si se estuviera lejos de unas cortes, entre rústica soledad. Copudos árboles, altas murallas de verdor y algunas fuentes adornadas con sencillez constituyen todo el ornato del jardín de la isla. Con más magnificencia gustaría menos. Trabajo les costaría a Carlos V y Felipe II reconocer Aranjuez que, bajo la dinastía borbónica se ha convertido en una de las más gratas residencias reales de Europa. Sus principales paseos, sobre todo el llamado calle de la Reina, existían ya mucho antes de los últimos reinados. La altura de sus árboles, sus troncos enormes, su espeso follaje, atestiguan su antigüedad y la bondad del suelo que los sustenta. Pero ya no son el único adorno del valle"
ULTREIA ET SUSEIA

domingo, 12 de abril de 2009

¿caza o ciclismo?

En principio, no es lo mismo cazar que montar en bici; aún así se agradece el esfuerzo de reciclaje, aunque me imagino , que cuando el cartelito de marras se clava en una de las columnas de uno de los edificios más significativos de Aranjuez, quien lo hizo, ni tenía la menor sensibilidad histórico artística ni sabía lo que era reciclar, aprovechó lo primero que tenía a mano. La placa, que en su momento sirvió para avisar que te encontrabas en el Coto de Caza nº 2 de Patrimonio Nacional , que espero que no fuese ni en los soportales del Patio de Oficios ni la Plaza Parejas, pasó a prohibir el paso en bicicleta por esos soportales. Me asalta y corcome una trascendental duda: ¿ está en vigor lo del coto de caza o el qué no podemos pasar en bici? . Porque, si no, ¿ qué pinta todavía "eso" en ese edificio histórico?.....Cosas que pasaron y quedaron .... curiosidades en el camino.
ULTREIA ET SUSEIA

sábado, 11 de abril de 2009

Townsend en el Aranjuez de 1787

Joseph Townsend, Viajero británico. Médico y clérigo, viajó por España entre 1786-1787 y, tras el viaje, redactó la obra Viaje por España (3 vols., 1791), muy filosófica y gran minuciosidad informativa y que constituye una fuente muy valiosa para el conocimiento de la España del s. XVIII, especialmente de Cataluña y Valencia. Contiene un apéndice: Los precios de los jornales en España entre 1786 y 1787, que contiene gran cantidad de información sobre la economía española. En el capítulo donde se describe el camino desde Madrid a Cádiz, encontramos una breve referencia a Aranjuez :" Partimos de Madrid el 15 de febrero de 1787 en un coche de colleras tirado por siete mulas, y llegamos a Aranjuez por la tarde. Antes habíamos pasado por Valdemoro, una población que contiene míl novecientos treinta y ocho habitantes, dos conventos y una fábrica real de medias recientemente fundada por el ministro de Hacienda, que ha querido honrar así a su pueblo. Algunos de los cien bastidores que posee aún no han sido utilizados, y el producto que elaboran se encuentra muy mal tejido y resulta poco resistente, pues la estambre tiene sólo dos hebras y no está bien hilada. En esta fábrica un buen trabajador gana doce reales diarios, unos dos chelines y cuatro peniques y medio.(..............) .La posada de Aranjuez, que es de propiedad real, es muy espaciosa, aloja cuarenta y cuatro camas muy limpias y cómodas, y renta cincuenta y cuatro mil reales al año a su propietario. Al día siguiente pasamos por Ocaña, una población bastante grande que dista dos leguas de Aranjuez y nueve de Madrid. La habitan cuatro mil ochocientas ochenta y seis personas, y mantiene cuatro parroquias y diez conventos. Como era demasiado pronto para descansar, continuamos nuestro viaje por espacio de cuatro leguas hasta llegar a La Guardia, donde, a pesar de que no es punto de parada habitual, encontramos un buen alojamiento. "
ULTREIA ET SUSEIA

viernes, 10 de abril de 2009

El Plátano de Correos

En el libro " Viage de España ", escrito por Antonio Ponz en 1787, ya se comentaban las especies de plátanos existentes en Aranjuez: " tres especies tenemos ya de plátanos que de pocos años á esta parte se han introducido en estas cercanías de la Corte. Y de las tres especies tenemos en Aranjuez; es á saber: Plátanos de Oriente de hoja grande; Plátano también de Oriente de hoja pequeña y Plátanos de Occidente. Los dos primeros vinieron á Aranjuez de los viveros de París." No creo que el que aquí se presenta sea uno de esos primeros plátanos pioneros en la localidad, más bien uno de sus herederos en arbolar, dar frescor y sombra a nuestra ciudad. Lo que sí sabemos es que además de sus funciones naturales, nuestro plátano ha sido durante muchísimos años el soporte indicador de la ya extinta oficina de correos, ésa que se situaba en la calle Almibar. ¿ Qué mejor y menos trabajoso lugar para colocar el cartel que en ese bonito tronco ?.. si ni siente ni padece. Así debieron pensar los ingeniosos ingenios de entonces . Después a nadie se le ha ocurrido retirarlo, cuando su ¿función? dejó de ser necesaria, ¿ para qué?. Ajena a todo, la naturaleza sigue su camino y parece querer devorar el cartelito de marras , hacerlo desaparecer de un lugar donde nunca tuvo que ser ni estar.
ULTREIA ET SUSEIA