miércoles, 23 de enero de 2008

Casa Azul (2)

El pasado día 21 de enero, recibí este amable correo de D. José Luis Lindo, Cronista de Aranjuez: "Estimado amigo.Me llamó la atención una cuestión sobre la Casa Azul o de las Ánimas.He querido entender, donde recoge Ud una cita, que esta casa fue derribada en el año 1980?Si es así, siento decirle que discrepo totalmente de este extremo. Porque esta casa que perteneció a Ángel Ruano, (tío del cantante ribereño José Ruano, que dicho sea de paso olvidado por éste su pueblo, que no reconoce el esfuerzo de sus hijos fuera de su querido pueblo), desde el siglo XIX-XX. Esta Casa ha sido sometida a numerosas reformas, pero no derribada como se recoge en este apartado. Es más, como dato le diré que antes de que perdiese ese color azul añil y la consiguiente reforma a la que se sometió, en el centro del patio de dicha corrala hubo una piedra de colmenar con la inscripción del nombre del propietario de la finca, es decir, Ángel Ruano." La verdad es que me pensé muy mucho al escribir la crónica, lo del derribo de la Casa de las Ánimas en la década de 1980. La cita a la que hace refencia el Sr. Lindo, está sacada textualmente del libro " Topónimos de Aranjuez y su comarca" de D. Ángel Ortiz ( ediciones doce calles,2005).Y digo que me pensé mucho en escribirlo, porque yo siempre he conocido como Casa Azul o de las Ánimas el edificio situado en la Calle Postas esquina Calandria,efectivamente pintado de color azul añil, y que coincide con las apreciaciones que el sr. Lindo indica en su correo. Rectificada queda la crónica Y al Sr. Lindo..... muy agradecido.

miércoles, 16 de enero de 2008

Guia de Aranjuez de Francisco Nard

El 12 de Febrero de 1851, la Gaceta de Madrid, " ya que el bellísimo pueblo tiene mucho interes " anunciaba la Guia de Aranjuez de Francisco Nard dedicada al Exmo. Sr. D.J. de Salamanca. Un tomito de 192 páginas con láminas. Se vende a 5 reales en la linbrería Monier, Carrera de San Jerónimo.” La GUIA DE ARANJUEZ su historia y descripción, y la del camino de hierro, con la situación y detalles de sus palacios y jardines, calles y plazas, fuentes y edificios notables, templos, fábricas, fondas cafés, y cuanto puede interesar al viajero; adornada con láminas, y acompañada del plano levantado por el señor Don Narciso Pascual Colomer, reducido y grabado en acero por el señor don Francisco Coello. Dedicada al Excmo. señor D. José de Salamanca. - Reproduce la edición de Madrid. Imp. J. Dominguez. 1851. 190+1 lám.= 15 cm / pags.
De esta Guia, también se hace eco un artículo publicado en la Revista Histórica, Tomo I, Madrid 1851, en el artículo Historia de los Ferrocarriles, hace una entrañable reseña a esta Guía Asi pues nada tan digno de ella al tratarse de tan portentosa invención, que publicar su historia, tan bien tratada por el autor de la GUIA DE ARANJUEZ, don Francisco Nard. Trabajo tan concienzudo como exacto, digno es de ser estudiado, y podrá apreciarse por él lo que vale á veces el más sencillo descubrimiento........aumentando la importancia del detenido trabajo del señor Nard, cuya Guía de Aranjuz recomendamos a nuestros lectores; pues á mas de ser la más completa y estensa de cuantas se han publicado, contiene un plano topográfico de la población y de sus frondosos jardines sin el cual no es posible recorrerlos con el conocimiento que necesita el forastero. Levantado á toda costa, de Real órden, el plano, por el arquitecto mayor de los Reales sitios N.P. Colomer, ha sido grabado en acero por el señor Coello. Con la inteligencia que se distingue en su magnifico Atlas de España.......Véndese La Guía de Aranjuez, por don Francisco Nard, en al librería Monier...........y en la Administración de diligencias y fondas del Real Sitio, á 5 rs. Con láminas.”
Ediciones Doce Calles lo reeditó en facsímil del original de 1851, en el año 1996. La presente Guía de Aranjuez es la primera que, además de realizar un recorrido histórico y paisajístico, hace hincapié en lo que más le importa al viajero: postas, calles, hospederías, etc. Tras una interesante introducción, el autor recuenta sobre la antigüedad de Aranjuez, su dominación romana y posterior reconquista y declaración de Sitio Real. Terminado el marco referencial histórico, Nard se centra en describir aspectos de la ciudad tales como el Palacio, la Capilla Real, los jardines, las calles y plazas, el teatro, la plaza de toros y otros edificios notables. La guía también es la primera que hace mención a la línea de ferrocarril, o camino de hierro, Madrid-Aranjuez, inaugurada en 1851.” De la biografía de Francisco Nard, y de su obra literaria, podremos hablar más adelante y más extensamente, sólo tres pequeños apuntes: su profesión era la abogacía que ejerció en Valladolid y Madrid, fue Juez de partido judicial de Valladolid y fue portaestandarte del escuadrón de la milicia nacional, también en Valladolid, hasta su disolución.

domingo, 13 de enero de 2008

Casa Azul.

Por la denominación de Casa Azul, dos son las casas que se conocen en Aranjuez. Una todavía en pie, y otra que ya desapareció en 1980. Esta última, también conocida por Casa de la Ánimas, " se encontraba en la parte alta del casco antiguo y era propiedad del Patrimonio Nacional. En 1820 servia de refugio de numerosos pordioseros: no se ha podido mirar con indiferencia la mucha gente de esta clase que se alberga en la Plaza de Toros, Casa de Toreros y Casa titulada de las Ánimas....
En 1903 se encontraba en estado ruinoso: En brevisimo tiempo conviene el derribo de los muros de las fachadas.
En Enero de 1921: se ha desprendido el cielo raso de una de las habitaciones causando destrozos en el mobiliario de un vecino.
Con ligeros retoques y apuntalada llegó hasta la década de 1980, cuando fue derribada"
(Toponimos de Aranjuez y su Comarca de Ángel Ortiz Córdoba)
La otra Casa Azul, se encuentra a unos cinco kilometros de Aranjuez en la antigua carretera de Toledo. Su estado es de abandono aunque se conserva bien. Sirvió de casa de labor para el personal de Patrimonio Nacional que cuidaba de los sotos de esa zona de Aranjuez. Su nombre es debido al color azul con que cubre sus paredes exteriores.

viernes, 11 de enero de 2008

escudo diputación.

A unos tres kilometros del Palacio Real, siguiendo la antigua carretera de Toledo, a la derecha, justo antes de tomar el desvio que nos lleva a coger la nacional IV dirección Madrid, nos encontramos con una casa que en su origen era usada por los peones camineros que mantenian esa carretera. La casa, ahora ocupada, y que se mantiene en un estado aceptable, no se diferenciaria de las muchas que nos podemos encontrar, sino por un pequeño detalle. En su fachada todavía podemos ver el antiguo escudo de la extinta Diputación Provincial de Madrid. Esta diputación, como la del resto de provincias españolas, tiene su origen en la Constitución de 1812. En el caso de Madrid, a raiz de su primera ocupación por las fuerzas hispano inglesas el 20 de agosto de 1812, ces uando se contituye el primer ayuntamiento constitucional y la primera diputación provisional. Pedro Saiz de Baranda fue el primer alcalde constitucional de Madrid y presidente provisional de la diputación.El 17 de marzo de 1813, Madrid es reconquistada definitivamente a los franceses y el 7 de junio se nombra al primer presidente de la Diputación, en la persona de D. Joaquin García Domenech. Su primera sede fue una sala cedida en el propio ayuntamiento que daba a la Plazuela de la Villa, para pasar al poco tiempo a una casa perteneciente al Conde de Humanes, en la calle de Toledo. La diputación desapareció a raiz de la publicación del estatuto de autonomia de la Comunidad de Madrid en el año 1983.

martes, 8 de enero de 2008

Muerto en Camino de Ontigola

Leemos en la Gazeta de Madrid del día 12 de diciembre de 1826, una curiosa nota.
En el camino de Aranjuez a Ontígola ha aparecido un cuerpo de un hombre asesinado. Desde el juzgado se solicita información a la población para poder saber de quién podría tratarse....... " Se desea saber en el juzgado del Real sitio de Aranjuez quién fuese un hombre muerto violentamente, que se halló el 8 de noviembre último en su término, y con inmediación al de la villa de Hontígola; pequeño de talla, sin cabello; muerto al parecer de bastantes dias antes, sin mas ropa que la camisa, totalmente desfigurado, y principiado á destrozar por las aves carnivoras"

sábado, 5 de enero de 2008

Toros en el Despeñadero de Ontigola

"..y se ha dispuesto una Fiesta de Toros en el Despeñadero del Mar de Antigola; y sus Magestades, Principe é Infantes se lisonjean mucho con el común alborozo de esta celebridad".
Así dice la crónica de la Gazeta de Madrid del día 22 de mayo de 1725 sobre la celebración que se desarrolla en el Mar de Ontígola con motivo de la firma del Tratado de Paz convenidos "el Rey nuestro señor y el señor emperador". Estos no eran sino Felipe V y Carlos VI de Austria.
Aunque las celebraciones o corridas de toros en Aranjuez, pasaron por muchos altibajos según las apetencias del monarca de turno,Quindós en su Descripción del Real Bosque y Casa de Aranjuez, menciona esta fiesta en diversas ocasiones y referidas a diversos reyes y reinas.
Y hace mención muy expresa y explicita a los "juegos taurinos" a los que se refiere la crónica motivo de este post. Dice Quindós:
"Desde esta isleta y cenador veian SS.MM las fiestas de los depeñaderos. Había una fábrica en los cerros de la parte norte y sobre el camino que va á Hontigola, como á la mitad del mar, con suelo de tablas ensebadas y sus antepechos de maderas altos á los lados. En la eminencia habia unas jaulas ó toriles, donde se encerraban a las fieras. Se abrian estas, y salia el toro, que precipitado por el despeñadero caia á las aguas del mar. Luego que se desenvolvia, nadaba en ellas, y desde unos barcos le capeaban, llamándole hácia el cenador para que el Rey le matase de un arcabuzazo. Lo mismo se hacia con camellos, jabalies y otros animales. El Señor Don Felipe V tuvo muchos de estos juegos; especialmente se hizo uno el día 23 de mayo de 1725, en que se depeñáron y matáron por mano del Rey doce toros, tres jabalies, y un camello."

miércoles, 2 de enero de 2008

Un elefante en el Sitio

Nos cuenta Quindós en su descripción histórica del Real Bosque y Casa de Aranjuez
"En el año 1772 vino del Asia é Islas Malabares un elefante, de edad siete años, pero muy corpulento. Luego que el Rey (Carlos III) tuvo el gusto de verle, le remitió a Aranjuez, para que estuviese en la casa de Vacas, donde se le hizo un quarto y corral aparente. Estaba muy domesticado y entendia y executaba quanto le mandaba el Indio Malabar que vino con él, y un manchego que se puso a cuidarle, demostrando en algunas de las acciones de su instinto lo mucho que se cuenta de esta especie de animales. Gustaba mucho de ver y andar entre las gentes, paseando las calles del Sitio con una gran manta de grana galoneada y muchas campanillas de plata. La trompa era tan esponjosa, que chupaba de una vez veinte y tres quartillos de agua y enroscándola metia la punta en la boca y la tragaba. Con la misma trompa cogia quanto le mandaban, y con la uñita de su extremo alzaba del suelo un realito de plata, y se lo alargaba todo al que iba montado en el y le gobernaba. Bebia el vino que le daban, y si era generoso le gustaba más, Su comida era por desayuno media azumbre de aguardiente, y entre el dia arroba y media de arroz cocido con agua, y después de frio, rociado con tres libras de azúcar, y ademas todo genero de verduras, melones, zandias, frutas, y los dulces que le daban. Creció mucho y llego á alcanzar una fuerza tan grande, que jugaba con los sillares de piedra de la obra de su corral, y con los carros y carretas de la casa. Tiraba piedras con la trompa con tanto acierto, que las ponia donde apuntaba y queria. El haberle cercenado la comida á que venia acostumbrado y mudado de alimento, encerrado y amarrado sin sacarle al campo á ver gentes, fueron las causas de que muriese mas pronto en Enero de 1774. Tenia de largo desde la punta de la trompa hasta el extremo de la cola veinte y tres palmos, y de alto tres varas y cuatro dedos. El pellejo lleno de paja y el esqueleto de sus huesos se ven en el Gabinete de la Historia natural de Madrid."
-El cuartillo es una medida castellana para líquidos y equivalía a 0,512 litros y era la cuarta parte de un azumbre, que era una antigua unidad de medida que en Castilla equivalía a 2,05 litros y en Vascongadas a 2,52 litros. -La arroba como medida de masa, la arroba equivale generalmente a la cuarta parte del quintal, lo que supone 25 libras o 11,5023 kilos. -La vara castellana, o de Burgos, la más extendida, medía 83,59 cm, y estaba dividida en dos codos o en cuatro palmos
- http://es.wikipedia.org/