martes, 23 de diciembre de 2008

Puente Largo (rey de puentes 2)

El Puente Largo de Aranjuez sobre el río Jarama a cinco kilómetros de aranjuez, se pensó con la idea de encontrar expedito el paso hacia el Real Sitio de Aranjuez en las épocas de jornada, que coincidían con la crecida del Jarama. El coste del mismo, según López y Malta fue de 20.143.961 reales y no tuvo pocos contratiempos en su construcción: "Mucho se trabajó para afianzar los cimientos por la soltura del terreno y lo sutil delas aguas, tanto, que un reparo de cadenas de madera machihembrado con cajones llenos de piedra, que en una larga linea se hizo para sujetar la corriente, le arrancó sin quedar señales una noche del año 1785. Para precaver esos inesperados percances, se hizo al puente un zapeado muy dilatado a la parte de arriba, para que en lo posible vengan las aguas a la fabrica con docilidad" En 1810, el puente sufrió importantes desperfectos causados por los ingleses, tras quemar el puente de barcas, al querer volar éste, sólo consiguieron destrozar un par de arcos, que fueron habilitados provisionalmente hasta su arreglo definitivo, en 1828, dirigiendo las obras el arquitecto José Cortines y Espinosa, tanto en el puente como en los antepechos y la casa de pontazgo. En la guerra civil se destruyen cuatro de sus arcos mediante voladura. Se reconstruye de nuevo entre 1939 y 1940 bajo proyecto de José Martínez Youne. Ya hemos comentado lo importante de esta construcción, sus grandes dimensiones, sus características; caben destacar, además, un amplio descansadero semicircular saliendo de Aranjuez hacia Madrid y las cuatro pilastras con esculturales leones de piedra, que conservan escudos reales con inscripciones que conmemoran la finalización de las obras del mismo. En la parte de la entrada de Aranjuez, la tarjeta asida por las garras del león dice : REGE CAROLO III FEL.P.P.= MARCUS DE BIERNAS PONTEM FECIT MDCCLXI. A la parte de Madrid reza la tarjeta entre las garras del león : EN EL FELIZ REYNADO DE CARLOS III HIZO ESTE PUENTE MARCOS DE BIERNA, AÑO 1761. Si el caminante detiene un momento su camino en ese punto, todavía puede casi vislumbrarlas, casi leerlas; las inscripciones siguen allí, ya triste y practicamente borradas por el paso del tiempo, por la contaminación de los miles de coches que transcurren a su lado cada día ... y el caminante continua su camino, cabizbajo y preguntándose si esos leones, si esas leyendas inscritas en ellos, que son memoria viva de nuestra ciudad... ¿ por qué nadie piensa en su valor histórico y en su recuperación para las nuevas generaciones ?
ULTREIA ET SUSEIA

1 comentario:

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Es estupenda la información que estás dando sobre los puentes.
En particular esta información del puente largo me parece muy completa.
Es un buen blog el tuyo y también gracias a ti he conocido el de "Toledo Olvidado" que me parece muy interesante.
Te deseo felicidad y una buena Navidad...