lunes, 24 de noviembre de 2008

cantinas escolares

26 de enero de 1937; España está sumida en una guerra fraticida e injusta. Miseria y hambre. Y entre quienes más la sufren, nuestros niños.
Se intenta en Aranjuez que la vida siga con la máxima normalidad. Los dos grupos escolares, el Colegio Llano y Persi y el Colegio Julio Valdeón, se han abierto dos comedores escolares. Cantinas Escolares que llamaban entonces. Y no sin dificultad y años de solicitudes y trámites.
La Dirección General de Primera Enseñanza otorga una subvención de 5000 pesetas para las dos cantinas escolares. Cantidad a todas luces insuficiente para la demanda y necesidades existentes. Según el presidente del Consejo Local de Primera Enseñanza, llamado Sergio Rivero, harían falta 10.000 pesetas para dar de comer a los cien niños y niñas que había escolarizados en esas escuelas hasta final de curso.
Se consiguieron donaciones de vecinos y se organizaron rifas y las cantinas dieron de comer a los niños un poco más de tiempo del que pemitía la ayuda del Estado. Y al año siguiente el Consejo Local, solicitaba que se les cediese el Cine Actualidad y celebrar en el mismo una función a las 11 de la mañana y otra por la tarde; la primera como obsequio a los niños y niñas, la segunda para destinar el dinero recaudado para la comida de esos mismos niños y niñas en sus cantinas escolares.
Tiempos de hambre y miseria, de una injusta y fraticida guerra .........
Cita con la Escuela.Enseñanza en Aranjuez. Alicia Pascual. Ediciones Doce Calles 2007
ULTREIA ET SUSEIA

No hay comentarios: