jueves, 31 de julio de 2008

Bunquer fantasma en la Montaña

No lo busqueís. No lo encontrareis. Vuelve a dormir el sueño que durmió durante los más sesenta años en que estuvo enterrado. Las excavadoras que empezaban a mover las tierras para urbanizar de lo que actualmente es el Barrio de la Montaña, interrumpieron su letargo y le devolvieron por unas pocas semanas a la luz. Le vaciaron la tierra que tenia en su interior y le envolvia por todos sus lados, le estudiaron y le volvieron a cubrir,para que siguiera con su eterno sueño. No puedo precisar ya el lugar exacto de la Montaña donde lo fotografié, pero tengo que confesar que me impresionó su excelente estado de conservación. 6 metros de largo por cuatro de ancho y una altura de casi cuatro metros desde sus cimientos. Contaba con una tronera orientada hacia el Oeste y la puerta de acceso orientada hacia el Este.
No vale la pena decir nada más de él. Solo contemplarle y saber que seguirá enterrado para la eternidad.
ULTREIA ET SUSEIA

No hay comentarios: