viernes, 9 de mayo de 2008

Dios bendiga esta casa.......

Las casas en que la imagen de mi corazón sea expuesta y honrada , las personas que la habiten y profesen esta devoción tendán su nombre escrito en mi Corazón y jamás será borrados de él.
La devoción al Sagrado Corazón de Jesús, según la Iglesia Cotólica, parte de la aparición, en Paray-le-Monial, Francia el 16 de junio de 1675, de Nuestro Señor a Santa Margarita María de Alacoque, mostrándole su Corazón. A esta Santa, Jesucristo, le hace una serie de revelaciones o promesa, doce en total, en las que figura la siguiente "Bendeciré las casas en que la imagen de mi Sagrado Corazón esté expuesta y sea honrada. - Les daré la paz en sus familias. Reuniré las familias divididas. - La paz sea con vosotros; no os doy la paz como la da el mundo; Yo os doy una paz mía". La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús es celebrada el viernes siguiente a la Fiesta del Corpus Christi y varía año a año, de acuerdo al calendario litúrgico. Tanto la fiesta como la devoción fueron instituidas por la Santa Iglesia Católica, luego de aprobar el contenido de las referidas revelaciones, hechas por el mismo Jesucristo.
En muchas de las puertas o en el marco de las puertas de entrada a las casas de nuestra ciudad, y seguro que en las del resto de poblaciones de España, durante muchos, muchos años, se podía ver una placa de chapa o latón con la imagen de la fotografía o sólo con la figura del Sagrado Corazón recortada. Recuerdos de otras épocas que vinieron a mi memoria cuando, caminando por el soto de Legamarejo, en una casa de labor casi derruida me encontré con la imagen de la fotografía en el cerco de su vieja y desvencijada puerta
ULTREIA ET SUSEIA