miércoles, 2 de enero de 2008

Un elefante en el Sitio

Nos cuenta Quindós en su descripción histórica del Real Bosque y Casa de Aranjuez
"En el año 1772 vino del Asia é Islas Malabares un elefante, de edad siete años, pero muy corpulento. Luego que el Rey (Carlos III) tuvo el gusto de verle, le remitió a Aranjuez, para que estuviese en la casa de Vacas, donde se le hizo un quarto y corral aparente. Estaba muy domesticado y entendia y executaba quanto le mandaba el Indio Malabar que vino con él, y un manchego que se puso a cuidarle, demostrando en algunas de las acciones de su instinto lo mucho que se cuenta de esta especie de animales. Gustaba mucho de ver y andar entre las gentes, paseando las calles del Sitio con una gran manta de grana galoneada y muchas campanillas de plata. La trompa era tan esponjosa, que chupaba de una vez veinte y tres quartillos de agua y enroscándola metia la punta en la boca y la tragaba. Con la misma trompa cogia quanto le mandaban, y con la uñita de su extremo alzaba del suelo un realito de plata, y se lo alargaba todo al que iba montado en el y le gobernaba. Bebia el vino que le daban, y si era generoso le gustaba más, Su comida era por desayuno media azumbre de aguardiente, y entre el dia arroba y media de arroz cocido con agua, y después de frio, rociado con tres libras de azúcar, y ademas todo genero de verduras, melones, zandias, frutas, y los dulces que le daban. Creció mucho y llego á alcanzar una fuerza tan grande, que jugaba con los sillares de piedra de la obra de su corral, y con los carros y carretas de la casa. Tiraba piedras con la trompa con tanto acierto, que las ponia donde apuntaba y queria. El haberle cercenado la comida á que venia acostumbrado y mudado de alimento, encerrado y amarrado sin sacarle al campo á ver gentes, fueron las causas de que muriese mas pronto en Enero de 1774. Tenia de largo desde la punta de la trompa hasta el extremo de la cola veinte y tres palmos, y de alto tres varas y cuatro dedos. El pellejo lleno de paja y el esqueleto de sus huesos se ven en el Gabinete de la Historia natural de Madrid."
-El cuartillo es una medida castellana para líquidos y equivalía a 0,512 litros y era la cuarta parte de un azumbre, que era una antigua unidad de medida que en Castilla equivalía a 2,05 litros y en Vascongadas a 2,52 litros. -La arroba como medida de masa, la arroba equivale generalmente a la cuarta parte del quintal, lo que supone 25 libras o 11,5023 kilos. -La vara castellana, o de Burgos, la más extendida, medía 83,59 cm, y estaba dividida en dos codos o en cuatro palmos
- http://es.wikipedia.org/