martes, 18 de diciembre de 2007

Fallece Bárbara de Braganza

El día 5 de septiembre , fallecida su esposa la Reina Bárbara de Braganza, Fernando VI que salió hace días de Aranjuez, se encuentra ya en la que será su último retiro y morada, el palacio de Villaviciosa. De la lectura de la crónica se extrae el estado de depresión en que ha caido el monarca tras el fallecimiento de la Reina: " solo han logrado licencia de ir los Ministros con sus Despachos, para que no se detengan el curso de los Negocios...". El Rey, delega en el Mayordomo Mayor de la difunta Reina, el Marques de Monte Alegre, ..." por particular distinguida Comision, todas las disposiciones relativas al Entierro del Real Cadaver". El día 27, Monte Alegre ordena que " ...se tratare al Real Cadaver con la decencia, y respeto debido, que en la Real Camara se celebrasen Missas sin intermision y que en las iglessias de Aranjuez y Madrid se le aplicasen igualmente todos los posibles Sufragios".
Llegado el día 28, a las seis y media de la mañana.." sacose de la Real Camara, se espuso de Cuerpo presente en un gran salon de aquel Palacio........ á las siete y media, baxaron el Real cadaver al pie de la escalera......salió de Palacio por medio de las Compañias de Guardias de Infanteria española, y Walona. El sunptuoso lúgubre Acompañamiento que era acostumbrado en los Entierros de las Reynas de España, marchó toda la noche en el mejor orden y con el mas respetuoso triste silencio, sin hacer mansion sino en Valdemoro, Pinto y Villaverde, lugares del transito donde se dixeron responsos...." El cadaver de Bárbara de Braganza llega a las ocho de la mañana a las puertas del Real Convento de la Visitación, en donde fue recibido por varios Batallones de Guardias Españolas, Walonas, de Corps y Alabarderos, y una vez que el cadaver fue introducido en la Iglesia a hombros de Grandes de España, y custodiando el túmulo los Monteros de Espinosa, se celebró el Oficio de Difuntos. Al día siguiente, el cadaver fue bajado a la bóveda..." donde ha de subsistir interin se dispone de sepulcro con su lapida, en la forma que lo deja prevenido S.M. difunta...." y enterrado.