lunes, 1 de octubre de 2007

Atentado a Floridablanca

Así nos lo cuenta Álvarez de Quindós: “El dia 8 de junio de 1790, por la mañana, en este Real palacio, y paso de la entrada detras del jardinito, junto á la puerta de la escalera que va al quarto de la Reyna, fue asaltado y herido en las espaldas el Conde de Floridablanca, Secretario de Estado y del Despacho, por un estrangero, y con una especie de almarada: le defendió un criado; y esta novedad hizo en los Reyes la sensación propia de aprecio y méritos de este Ministro, y á su exemplo en toda la nación, que por cuerpos y comunidades dio gracias al Omnipotente por haberle reservado la vida. El agrsor fue preso y sentenciado a pena capital, cortada la mano, y puesta en el camino de Ocaña,á la inmediación de la tierra del Rey.”
José Moñino, Conde de Floridablanca (Murcia, 1728-Sevilla, 1808) Estudió leyes, y en 1766 fue nombrado fiscal del Consejo de Castilla. Intervino en los procesos del motín de Esquilache y en las actuaciones que concluyeron con la expulsión de los jesuitas en 1767. En 1772 fue nombrado embajador en Roma, puesto desde el que influyó en Clemente XIV para conseguir la extinción de la Compañía de Jesús. Desde 1777, como secretario de Estado y en íntima colaboración con Campomanes, impuso su criterio de reformismo moderado; su ideología política, en consonancia con el reformismo ilustrado, consistía en «reformar desde el poder». Fue acumulando cargos hasta que, tras la creación de la Junta Suprema de Estado, una especie de precedente del Consejo de Ministros, de la que ocupó la presidencia, sus rivales políticos iniciaron una campaña contra él. Floridablanca presentó entonces su dimisión, pero no le fue aceptada por Carlos IV. A partir de 1790, ante el afianzamiento de la Revolución Francesa, encabezó la reacción en España, pero no pudo impedir su caída en 1792. Fue desterrado y posteriormente encarcelado y procesado en Pamplona, bajo la acusación de abuso de poder y sustracción de fondos públicos. Después del Motín de Aranjuez, fue completamente rehabilitado, y tras la ocupación de España por las tropas napoleónicas, se puso al frente de la Junta de Murcia y fue nombrado presidente de la Junta Suprema Central en septiembre de 1808, poco antes de su muerte. (http://www.biografica.info)
Gazeta de Madrid de 22 de junoi de 1790

No hay comentarios: