martes, 21 de agosto de 2007

Boda Real en Palacio II ( 8-12-1824)

Para una boda en Aranjuez, no es que el mes de diciembre fuese la mejor la mejor época que digamos…menuda “rasca” y chuzos de punta deberían de caer…..pero así fue y pasó. Por la anterior crónica (boda real en palacio) sabemos quienes eran los novios ( Fernando VII y María Cristina de Borbón) y el camino recorrido por la futura Reina y su séquito desde su llegada a España, más concretamente a la ciudad de Barcelona el día 15 de noviembre de 1829, hasta que llega a Aranjuez el día 8 de diciembre. La Gazeta de Madrid, nos narra lo siguiente: A las cuatro menos cuarto de esta tarde llegó á este Real sitio la augusta Real Familia de Nápoles, despues de recibir á su paso por los pueblos de Villatobas y Ocaña, las felicitaciones de sus respectivos ayuntamientos, y las mas expresivas pruebas de amor, fidelidad e interes de su vecinos. Posteriormente, como á media legua pasada la villa de Ocaña, se encontraron con los augustos Viajeros los Sermos. Sres. Infantes D. Cárlos y Dña. María Francisca de Asis, D. Francisco de Paula Antonio, y su esposa Dña. Luisa Carlota, y la Sra. Infanta Princesa de Beira Dña María Teresa, quienes después de manifestarse entre si su mútuo regocijo y satisfacción la mas completa, continuaron la marcha, entrando en uno de los coches, SS.MM Sicilianas, SS.AA.RR. la serenísima Sra. Princesa DOÑA MARÍA CRISTINA DE BORBÓN y Dña. María Francisca, y en el otro las sermas. Sras. Infantas, Dña. Luisa Carlota, Dña. María Teresa, y los Sermos. Sres. Infantes D. Cárlos María Isidro y D. Francisco de Paula. A su arribo al expresado Real Sitio esperaban á SS.MM y su augusta Hija, el gobernador, administrador del mismo con todos los dependientes de los distintos establecimientos que comprende dicho Real heredamiento, estando formado á la entrada de aquel el regimiento de caballería de coraceros de la Guardia Real y los voluntarios Realistas del Sitio. Por la noche ha habido una brillante iluminación en los jardines, y lo mismo en la población, con un vistoso árbol de pólvora é innumerable gentío de los pueblos circunvecinos, que del modo mas sincero expresaron su amor y fidelidad á los augustos Viajeros. Después tuvieron la honra de besar las Reales manos de SS.MM y A. la Real servidumbre de nuestra augusta futura soberana, la de los Sermos. Señores Infantes, D. Juan Miguel de Grijalva, el Capitan de las Guardias de la Real Persona duque de Alagon, el gefe y dependendientes del Real heredamiento, el M.R. patriarca de las Indias, los Capellanes de honor nombrados para el solemne acto de los desposorios y un corto numero de personas de distinción y clase.

No hay comentarios: